La estación de medición del estudio medioambiental de Lugones cambia de ubicacióny estará situada durante un mes en la zona norte de la localidad

Los resultados del estudio se podrán conocer en septiembre

Publicado el 03/06/2017

 El alcalde de Siero, Ángel García, y el concejal de Infraestructuras, Servicios y Medio Ambiente, Javier Rodríguez, visitaron, este mañana, la estación de medición del Estudio sobre la calidad del aire en Lugones. El proyecto tiene como objetivo recabar el mayor número de datos posible, relacionados con los focos potencialmente contaminantes a la atmósfera, tanto en lo que se refiere al ámbito industrial, al residencial y al de tráfico, que pudieran afectar a la localidad. Durante la visita, el alcalde explicó que actualmente Lugones cuenta con una estación fija de medición, perteneciente a la Red de Control de la Calidad del Aire, dependiente de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado de Asturias.

A los datos recogidos por ella se sumarán los obtenidos por la estación móvil que, tras estar ubicada durante un mes en la zona sur de la localidad, se ha trasladado a la zona norte, en las inmediaciones de la autovía A-66 y la AS-17. La empresa encargada del estudio, para una mayor fiabilidad de la medición, establece las ubicaciones fuera de lugares apantallados o aquellos próximos a posibles puntos sensibles a la emisión de contaminantes, que pudieran desvirtuar los datos recogidos en la estación o unidad móvil.

 Se están recogiendo datos, al menos, de los siguientes contaminantes: partículas PM10 y PM2.5, Dióxido de azufre SO2, Óxidos de Nitrógeno NO y NO2 y Monóxido de Carbono CO. Con este estudio desde el Consistorio se pretende correlacionar nuevos los datos con los recogidos por la estación existente, así como realizar un inventario de las posibles fuentes que puedan generar el problema de la calidad del aire en esa población. El último paso del estudio, una vez se recaben todos los datos, será determinar las medidas correctoras que pudieran resultar de aplicación para mejorar la calidad del aire en Lugones. Los resultados podrían estar listos para el próximo mes de septiembre