Propuesta que IU-IX y Somos Siero plantean al equipo de gobierno coincidiendo con el Día de la Tierra Palestina

Publicado el 29/03/2017

A/A SR. ALCALDE PRESIDENTE DEL AYUNTAMIENTO DE SIERO

Edgar García Cosío y D. Javier Pintado Piquero, con domicilio a efectos de notificaciones en Plaza del Ayuntamiento s/n de La Pola Siero, en calidad de portavoces respectivos de los Grupos Municipales de Izquierda Unida – Izquierda Xunida (IU‐IX) y Somos Siero en el Ayuntamiento de Siero y al amparo de lo recogido en el artículo 97 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales EXPONEN QUE

En 1948 se crea, sobre el 78% de Palestina, el Estado de Israel que entre los años 1948 y 1972 confisca, respaldado por las fuerzas del mandato británico, más de 90.000 hectáreas de tierras de las aldeas árabes en Galilea y Al‐Mutalat además de otras muchas en territorios árabes, obligando a sus poseedores al abandono forzosos de su patria. Casi 900.000 personas palestinas fueron expulsadas y obligadas a vivir en el destierro, donde aún sufren injusticia, privación y la diáspora después de casi 70 años.

El 30 de marzo de 1976, como respuesta a una nueva confiscación de tierras por parte de las autoridades israelíes en el centro de Galilea para construir más asentamientos sionistas dentro del marco de la política de judaización de Galilea para vaciarla de sus habitantes árabes, se producen huelgas y manifestaciones por todo el territorio palestino que se saldaron con 6 jóvenes muertos, 49 personas heridas y 300 detenidas. Desde entonces, y cuando aún continúa la expropiación y la colonización de tierras palestinas por parte de Israel, el pueblo palestino conmemora cada 30 de marzo el Día de la Tierra Palestina como símbolo de reivindicación de sus derechos legítimos.

Hay numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que reconocen el derecho palestino de crear su estado y el derecho de los refugiados de retornar a su tierra. Pero no se ha cumplido ninguna y la ocupación persiste. OCHA (Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU) informa que en lo que va de 2017 Israel ha demolido más de 170 estructuras palestinas a lo largo de Cisjordania, incluyendo 40 hogares, desplazando a unas 300 personas y afectando los medios de vida de otras 4.000 más. A su vez, en el 2016 Israel demolió o confiscó 1.093 propiedades palestinas, desplazando a 1.600 personas –la mitad de ellas, menores de edad− y afectando los medios de vida de unas 7.000. Estas cifras son casi el doble que las de 2015.

2017 es un año clave para la memoria histórica palestina, al cumplirse varios aniversarios: 100 años de la Declaración Balfour, por la cual el Imperio Británico le prometió a los sionistas la  tierra de Palestina, ignorando la existencia e intereses de la población árabe nativa; 70 años de la Resolución 181 de la ONU, que recomendó la partición de Palestina para darle la mitad del territorio a los colonos sionistas recién llegados de Europa; 50 años de la ocupación de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán sirios por la maquinaria bélica israelí; 10 años del bloqueo inhumano a la Franja de Gaza; y también 30 años de la primera intifada. En todo el mundo se preparan iniciativas para marcar estos aniversarios con acciones significativas y efectivas encaminadas a terminar con la impunidad de Israel y decir ¡Ya basta!

La conmemoración del Día de la Tierra Palestina es una actividad de suma importancia para el pueblo palestino. Se trata de la fecha en la cual se rinde homenaje a la tradición y al arraigo que representa la tierra palestina, como símbolo imperecedero de una cultura milenaria. La conmemoración, que este 2017 cumple 41 años, se reviste de varios matices entre ellos la identidad, el anhelo por la justicia y la permanente búsqueda de la Paz.

El olivo, que precisamente fue comenzado a cultivar en Oriente Medio hace más de 6.000 años y que se expandió a partir de ahí no solo por todo el Mediterráneo sino por todo el mundo, es el símbolo universal de la paz, pero también lo es de la laboriosidad y resistencia palestina. Por este motivo, y por lo anteriormente expuesto, RUEGAN QUE el Ayuntamiento de Siero busque un emplazamiento adecuado y proceda a la plantación de un olivo en nuestro concejo (a semejanza de lo hecho e n otros municipios como Xixón) como símbolo de nuestro compromiso colectivo con la paz y con la defensa de los derechos del pueblo palestino.