La Librería El Tren Mágico abrió sus puertas el pasado 19 de diciembre en Lugones

Publicado el 12/01/2017
El tapin La Librería El Tren Mágico abrió sus puertas el pasado 19 de diciembre en Lugones

Lugones cuenta con una nueva librería, tienda de chuches y mucho más denominada El Tren Mágico, que abrió sus puertas el pasado lunes 19 de diciembre en la calle Rafael Sarandeses número cuatro. Su propietario es el vecino de Lugones, Emilio Castaño, al que desde siempre le había rondado la idea en la cabeza de tener su propio negocio, pero no tenía muy claro que era lo que quería poner hasta este año. “Ya le había echado el ojo a este local, que cuenta con 110 metros cuadrados y otros 40 de almacén, no tengo hijos ni hipoteca y llevaba 16 años trabajando en una empresa de telefonía y decidí lanzarme a montar la librería”, explicó.

Fue entre junio y julio cuando comenzó a tomar forma la idea y en agosto alquiló el local, fue montándolo con muebles realizados a medida por un amigo suyo carpintero y el comercio abrió sus puertas en diciembre. “La inauguración para los clientes tuvo lugar el día 23 de diciembre y para la ocasión se realizaron diferentes sorteos, el local recibió la visita de Papa Noel y se repartieron palomitas gratis entre los asistentes. Mi idea es organizar un evento de este tipo un viernes al mes. Además el día 3 de enero también acudió a la librería Aliatar para recoger las cartas”, comentó.

El horario de El Tren Mágico es de lunes a jueves de 7.30 a 21 horas, los viernes de 7.30 a 22 horas, los sábados de 7.30 a 15 horas y de 17 a 21 horas y los domingos y festivos de 9 a 15 horas y de 17 a 21 horas. En el local se venden chucherías de todo tipo, chocolate y bombones, pan y bollos preñados, las últimas novedades en libros y cuentos y si no las tienen las solicitan para que estén en el local al día siguiente, se envían faxes, se hacen fotocopias, se escanea, se plastifica, se venden artículos de papelería, prensa, revistas y se crean tartas con chucherías para cumpleaños y se organizan eventos. En un futuro Emilio no descarta la idea de organizar cumpleaños en el establecimiento. En este momento, se está volcando en los productos que se venderán de cara a San Valentín como ositos con cajas de bombones, jarras de chucherías con mensajes de amor, entre otras muchas cosas.