[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Marisol Ortiz: “Lo más difícil a la hora de escribir una novela es que el final sea redondo”

Publicado el 05/02/2019
El tapin Marisol Ortiz: “Lo más difícil a la hora de escribir una novela es que el final sea redondo”

La escritora de novela juvenil Marisol Ortiz de Zarate visitó el pasado martes, 5 de febrero, el IES Astures de Lugones donde mantuvo un encuentro con los alumnos de 3º de ESO, en el que conversaron y les resolvió las dudas sobre una de sus lecturas escolares que fue su libro “La Fabuladora”.

Para comenzar a hablar de su novela, la escritora les explicó lo que es un cuento asegurando que es una narración y considera que los seres humanos necesitamos esas narraciones en las que podemos contar algo, “los cuentos surgieron con las palabras, cuando los seres humanos comenzamos a crear los códigos de sonido complejos que forman el lenguaje, paulatinamente surgieron las fábulas y los cuentos. Todos los pueblos por primitivos o avanzados que estén cuentan con una colección de cuentos o fábulas, en los que se incluye su cultura, sus tradiciones y el folclore”, explicó. Ortiz aseguró que esos cuentos pasaron de generación en generación a través de la tradición oral y con el paso de los años llegó la escritura, donde también se plasmaron y por eso conservamos cuentos  antiguos de los egipcios, los romanos y sobre todo de Oriente.

La autora les relató que en la novela “La Fabuladora” incluyó muchos datos autobiográficos, ya que los protagonistas son hermanos y ella recuerda su infancia y juventud rodeada de siete hermanos con los que compartía su vida. También se muestran sus miedos como el que tiene al agua tras vivir una situación traumática en una playa cuando era joven y sobre todo se descubren lugares a los que ella ha ido. La obra se inspira en una ciudad del sur que ella describe y de la que se enamoró que es Zahara de los Atunes, además aparece un pueblo de Marruecos al que le da otro nombre y parte de los personajes están ambientados en personas reales de aquellos lares.

Ortiz explicó a los alumnos los entresijos de su novela y respondió a sus dudas y considera que lo más difícil a la hora de elaborarla es encontrar un final redondo, donde todas las tramas encuentren el final adecuado, “siempre busco personajes que nos son felices, es decir, que viven en un ambiente hostil, porque considero que es lo más real no me gusta escribir sobre personas que tienen la vida resuelta”, apuntó. La autora aseguró que la literatura juvenil está denostada, porque se consideran “libros para niños”, “lo más bello es escribir sobre las cosas sencillas, porque es lo más difícil de hacer”, aseguró.