[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Lugones cuenta con su propio Radio Club

Publicado el 02/09/2018
El tapin Lugones cuenta con su propio Radio Club

Hace seis meses de creó el Radio Club Lugones, cuya sede se encuentra ubicada en el Hotel de Asociaciones de la localidad. Pero su actividad comenzó antes, en concreto durante las fiestas de Santa Isabel de 2017, cuando organizaron el primer Maratón de Radio, en la sala de exposiciones de la Casa de Cultura y este año, el domingo 26 de agosto, se realizó la segunda edición. El horario fue de 11 a 14 horas y de 16 a 20 horas.

El presidente es Miguel Ángel Russo, que es vecino de Lugones, el resto de miembros están vinculados a la parroquia o residen en localidades limítrofes, Ángel Rodríguez es el secretario y José Molina es el tesorero. En este momento, cuentan con 10 miembros todos ellos aficionados a la radio desde hace muchos años. El miembro más joven es Pablo Molina y tiene 11 años, aseguraron que debe ser la persona más joven de España aficionada a la radio.

Este es un grupo de radioaficionados y personas que usan la banda ciudadana de 27 Megahercios, que es una banda en la que no se necesita licencia y es libre, el resto de miembros cuentan con una licencia legal a la que han accedido a través de la presentación a diferentes exámenes. “Lugones siempre tuvo mucha actividad de radio, incluso existía un local y fueron muchos los radioaficionados que tiraron por ella. Al aparecer internet, que es nuestra “enemiga”, la radio pasó a un segundo plano y entró en decadencia, la media de edad es muy alta. Pero la gente tiene que saber que la radio fue la primera red social que existió, incluso mucho antes que el teléfono. La radio servía para comunicar a muchas personas como camioneros o taxistas”, explicaron.

Uno de los principales objetivos del Radio Club de Lugones es promocionar la actividad de cara a la gente más joven, para que les conozcan y descubrirles que cuando cogen el teléfono también está haciendo radio, “que es donde se experimenta y se consiguen logros y resultados que se aplican al día a día de los móviles”, resaltaron. El colectivo aseguró que hacerse radioaficionado es mucho más barato y no se tiene que andar pagando a ninguna compañía telefónica por la línea, sólo hay que hacer un desembolso económico al principio para adquirir las antenas y los equipos, que afirman que hay de diversos precios incluso existen buenos de segunda mano, que con poco dinero te permiten usarlo en casa, en el coche o en el monte de forma autónoma.

“Se pueden hacer miles de actividades, no es sólo coger el micrófono y hablar, también se pueden hacer transmisiones digitales, telegrafía vía satélite, trasmitir imágenes a través de las hondas entre otras muchas cuestiones”, explicaron. Los radioaficionados forman parte de la Red de Emergencias de Radio, en el caso de que se diera alguna catástrofe los radioaficionados serían los primeros que ofrecerían sus equipos a las autoridades para que los usaran, “los únicos que tendríamos trasmisión en el caso de que se diera una tormenta solar seríamos nosotros, porque nos quedaríamos sin energía eléctrica y nosotros seríamos los únicos que nos podríamos comunicar. Las comunicaciones en las catástrofes son primordiales”, comentaron.

Los miembros del Radio Club reconocieron que la mayoría de las personas que se acercaron al maratón de radio fueron o son radioaficionados o gente a la que le interesa el tema, después contactarán con ellos y esperan poder contar con ellos para el tercer maratón. Se reúnen en el Hotel de Asociaciones los jueves de 19 a 21 horas. Quisieron dar las gracias al Ayuntamiento y a la Fundación de Cultura por la cesión del espacio de la Casa de Cultura de la localidad y el apoyo recibido en estos meses.

El radioaficionado más joven, Pablo, aseguró que lo que más le gusta de la radio es el poder contactar y hablar con personas de otros países y cuanto más lejos estén mejor. “HF es una honda que te permite llegar a los lugares más lejanos. Les dejé a varios amigos probar con los cascos en una banda libre y les gustó mucho, incluso me confesaron que quisieran ser radioaficionados”, apuntó.

Su idea es continuar realizando actividades como charlas en los centros educativos de la parroquia para darse a conocer, “hay mucha gente a la que no le gusta hablar por la radio y se dedica a otras cuestiones como el arreglo y la creación de equipos o antenas, también se usa el Morse con la telegrafía. Este es un mundo muy abierto donde se combina la técnica, el sonido y la informática”, afirmaron.