[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Ángel Menéndez Díaz ,será el encargado de leer el pregón en las fiestas de Nuestra Señora del Buen Suceso de El Carbayu: “Si que se dan ayudas al I+D+I, el problema es que no se cree cuando la investigación es rentable”

Publicado el 28/07/2018
El tapin Ángel Menéndez Díaz ,será el encargado de leer el pregón en las fiestas de Nuestra Señora del Buen Suceso de El Carbayu: “Si que se dan ayudas al I+D+I, el problema es que no se cree cuando la investigación es rentable”

El científico y emprendedor, J. Ángel Menéndez Díaz, será el encargado de leer el pregón en las fiestas de Nuestra Señora del Buen Suceso de El Carbayu, el viernes 3 de agosto pasadas las 19 horas. El pregonero nació en 1964 en Lugones, en el edificio que fue derribado hace unos años, donde se encuentra en la actualidad el aparcamiento disuasorio, detrás de la Tenencia de la Alcaldía, en las conocidas como Casas de Antón. Tiene una hermana menor que él llamada Susana.

Sus estudios básicos los realizó en un primer momento en las escuelas de Lugones, lo que hoy es el centro de consumidores, después pasó al colegio de El Carbayu, a un colegio a Oviedo y a la facultad. “Realicé los estudios de Licenciado en Química, aunque profesionalmente me considero un ingeniero químico, porque hice la especialidad de química industrial, en aquellos años todavía no existía la carrera de ingeniería química. Me considero más ingeniero que químico”, comentó.

Su carrera laboral como químico la inició trabajando un año en la fábrica de metales de Lugones en los laboratorios, después hizo el servicio militar en la marina y comenzó a hacer su tesis en el Instituto Nacional del Carbón (INCAR) que se encuentra en Oviedo, realizó ese trabajo durante cuatro años y viajo a hacer el postdoctorado a la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos, “animaría a todos los estudiantes a viajar, para mí lo que viví en Estados unidos fue una gran experiencia profesional y personal. Aprendí otro modo de trabajar, porque son mucho más resolutivos, con sus cosas buenas y malas. Lo que más me gustaba era eso la gran resolución, porque en el sistema europeo damos demasiadas vueltas a las cosas, siempre estamos en reuniones para decidir las cosas”, apuntó.

Ángel lleva en el INCAR unos 25 años como científico en los laboratorios, su trabajo consiste en investigar y se dedica a aplicar calentamiento con microondas a procesos industriales, dentro de eso se trabaja en dos grandes líneas: la primera es la valorización de residuos, gracias a un proceso desarrollado por su grupo convierten esos residuos orgánicos en “gas de síntesis”, que tiene un gran valor energético y sirve para sintetizar; la segunda línea son los materiales, que a través de otro proceso inventado por su grupo se crean materiales, en parte del proceso se emplean microondas,  se emplean carbones sintéticos denominados “serogeles de carbono” , con este proceso crearon una empresa hace seis años junto con unos socios de Madrid, cuya sede se encuentra en Gijón y se denomina “Serolutions”.

Ángel es socio promotor de la empresa y su cometido es la parte de desarrollo, ya que la empresa tiene su propio personal y es autónoma. “Los sereogeles sirven para sistemas de almacenamiento de energía, como baterías o para los supercondensadores y con ellos es posible cargarlos estos instrumentos más rápidamente. Los Kers de la Fórmula 1 usan supercondensadores, dentro de esas baterías o condensadores de botón hay colocada una lámina de carbono que puede ser de nuestro material o de otros y sirve para eso”, comentó.

El pregonero considera que Asturias  cuenta con varios organismos dedicados al I+D+I, como la Universidad y el CSIC que en la región tiene tres institutos: el del carbón, el de productos lácteos y el de nanomateriales. “Si que se investiga y se hacen cosas muy buenas e interesantes. Se dan ayudas para la investigación, pero no tantas como creo que debería haber, pienso que si que si se invierte pero no se cree en la investigación, se dedica un tanto por ciento de los presupuestos como el resto de países pero eso no es así. Yo invierto para ganar dinero, porque la investigación es rentable, lo que nosotros hacemos puede generar empleo, empresas y riqueza, no es algo inmediato ni evidente, pero el porcentaje de éxitos de las empresas que se crean dicen que sobreviven el 10%, pero la empresa que se mantenga va a generar la suficiente riqueza para compensar las otras nueve restantes. Esa debe ser la filosofía”, destacó.

Una de las quejas de Menéndez es que en este momento se están perdiendo generaciones de científicos que tras participar en los grupos de investigación y realizar sus tesis doctorales se tienen que marcha a otros países, porque no tienen garantía de un puesto estable, “ahora no podemos contratar a los estudiantes cuando acaban sus estudios. A esta generación que ya ha acabado las tesis y está formada no la reabsorbe el país, cuando se han formado con fondos del Estado español, estamos regalando la mano de obra en la que hemos gastado el dinero y van a esos países que si pueden contratarles”, afirmó.

El pregonero considera que el ser científico en este momento es considerado como algo “exótico”, ya que al resto de personas cuando se les pregunta por su trabajo nadie después les interroga sobre lo que hacen y sigue generando controversia. “Me acuerdo que una vez fui a una reunión con la profesora de mi hijo y me preguntó si era minero, porque fue lo que él le respondió, cuando le pregunté a mi hijo el por qué de esa respuesta contestó que para que nadie le preguntara por lo que hacía su padre”, recordó.

Ángel reivindicó que se debería de dedicar más espacio en los medios de comunicación para divulgar la ciencia y recortar algo más del fútbol o a los sucesos amarillentos para ello.”La ciencia genera noticias y es cultura también, igual que existe música. Me gusta mucho la divulgación y he escrito algún libro, me gusta contar la historia del carbón, participó en eventos de divulgación para todas las edades como la Semana de la Ciencia, que me permite ir a los colegios. Considero que la cobertura mediática sirve para que la gente se vaya familiarizando y se elimine el estereotipo de bichos raros, que los hay como en todas las profesiones”, aseguró.

El pregonero aseguró que los científicos son currantes como el resto, pero en otro tipo de trabajo, “nuestra suerte es que podemos tener una idea y por descabellada que sea tengo la oportunidad casi siempre de desarrollarla, pero para eso tengo que encontrar financiación, que tarde o temprano acaba apareciendo. Aunque ahora el conseguirla está más complicado a nivel nacional, regional y europeo”, apuntó.

El investigador aseguró que suelen concurrir a las ayudas europeas que son muy competitivas y el porcentaje de éxito suele ser también de un 10%, aunque tienen algún que otro proyecto europeo. “Muchos de los proyectos que desarrollamos están financiados con los fondos FEDER, cuando hacemos artículos, conferencias y demás siempre contamos con ese dinero”, explicó. Ángel aseguró que a lo largo de este mandato le propuso al alcalde de Siero, Ángel García, la posibilidad de divulgar la ciencia con charlas y demás iniciativas para el concejo enmarcadas dentro de la Semana de la Ciencia, pero por el momento no ha recibido contestación al respecto, aunque le pareció una buena idea aseguró el pregonero.

“Me llevé una gran sorpresa cuando me llamaron de la Cofradía para proponerme ser pregonero, como vecino de la localidad. Pasó mucha gente relevante y estoy encantado de ser profeta en mi tierra y recibir el reconocimiento de mi pueblo es un gran orgullo”, afirmó. La familia aseguró que está encantada y su madre ya le dio unas cuantas advertencias sobre la manera de vestir y de lo que vaya a decir. “Voy a hablar del Carbayu desde muchos puntos de vista, desde mi vinculación y lo relevante que fue el barrio para mí. Es la primera vez que voy a dar un pregón y estoy un poco nervioso. No va ser un pregón serio usaré el humor que no está reñido con el rigor”, concluyó.