[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Somos Siero exige explicaciones por dos informes contradictorios para la construcción de la piscina de El Berrón

En diciembre de 2015 un acuerdo firmado por el Alcalde afirmaba la inviabilidad económica del proyecto y exoneraba a una empresa privada de su construcción.

Publicado el 16/05/2018

El pasado domingo el Alcalde de Siero presentaba un estudio de viabilidad a fin de justificar la necesidad de construir una piscina en El Berrón; en el mismo se indicaban el proyecto incluye la construcción de dos vasos de 300 y 100 m2, un edificio de servicios y la urbanización exterior, y con un área de influencia de 7.411 vecinos.

El planteamiento de construcción de una piscina en El Berrón con estas características, no es nuevo y así fue contemplado dentro de un convenio urbanístico en la zona, sin embargo con fecha 11 de diciembre de 2015 se firma un nuevo acuerdo en el que se retira la obligación a la empresa de privada de ejecución de la instalación a cambio de realizar un parque.

Esta modificación provocó un voto particular de Somos Siero al ser un proyecto que no contaba con los informes técnicos pertinentes, y que una vez agregados estos en un plazo de 2 días se realizan para ser ignorados aún reconociendo “carencias en el proyecto” o “se dictaron verbalmente las directrices de contenido y alcance del proyecto a redactar”. Por ello desde Somos Siero se alertó de un proyecto perjudicial para los intereses municipales y sin la necesaria reflexión técnica del mismo.

La justificación que en ese momento encontró el alcalde Ángel García para modificar el acuerdo, tal y como figura en el expediente fue:

“La construcción en estos momentos de una piscina de adultos descubierta y de una piscina infantil de chapoteo presenta problemas de funcionalidad (por la estacionalidad de su uso, limitada como máximo a tres meses de verano) y de coste financiero, dado que previsiblemente el gasto de conservación, mantenimiento y dotación de personal no quedaría cubierto con los ingresos que pudieran generarse a través de abonos de los usuarios; debiendo tener en cuenta, además, que en un entorno próximo dispone el Municipio de 2 piscinas climatizadas y de piscinas al aire libre (en Pola de Siero, a 4 km. Y en Lugones a 11 km.).”

Los datos disponibles a día de hoy del padrón municipal, indican un descenso de población en las parroquias afectadas en 15 personas entre 2014 y 2016, por lo que los datos objetivos con los que se realiza la modificación del convenio son peores.

Por todo ello desde Somos Siero se solita al gobierno de Siero, PSOE y Foro, que informen de manera adecuada de los motivos de cancelación de un acuerdo previo y que ahora suponga un gasto exclusivo para el Ayuntamiento, pues todo parece apuntar que se ha generado un perjuicio económico a los vecinos y vecinas de Siero y lo que es más grave, firmado dos proyectos totalmente contradictorios con apenas 2 años de diferencia