[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


“Plataforma de Siero contra les Violencies Machistas”, la voz en la Pola contra el maltrato

“Los problemas de las mujeres son, por desgracia, similares en la Pola, en Siero, en Asturias, en España y en el mundo”.

Publicado el 07/03/2018
El tapin “Plataforma de Siero contra les Violencies Machistas”, la voz en la Pola contra el maltrato Goicoechea, Prieto, Arbesú, Menéndez, Calleja, García, Fernández, Galiano, Serna y Veiro,

La “Plataforma de Siero contra les Violencies Machistas”, es un colectivo formado por unas cincuenta personas que intenta hacer visible en Siero el drama que supone la violencia de género y la importancia de que toda la sociedad se implique activamente en su erradicación.

Comenzó su andadura hace tres años, a raíz de la manifestación contra la violencia machista de 2015 en Madrid. A partir de ese momento, un grupo de personas decidió hacer visible su repulsa e indignación contra esta lacra de la sociedad. Empezaron concentrándose tras cada asesinato machista a las ocho de la tarde delante del Ayuntamiento y , a partir de 2017, decidieron hacerlo el primer sábado de cada mes a la una de la tarde, hubiera habido asesinatos o no.

Organizan dos actividades fijas a lo largo del año. El 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia Machista en Europa, siempre hacen algún acto de concienciación intentando implicar a la gente más menuda, dado el alarmante número de situaciones de violencia y control que se están produciendo entre las parejas más jóvenes. Consideran de vital importancia la prevención de esta lacra a través de la educación tanto en la familia como en el colegio y para ello consideran indispensable la concienciación e implicación activa tanto de las instituciones públicas como de toda la sociedad. El “Jueves de Comadres”, aprovechando la confluencia de gente en la Pola, hacen un pasacalles señalando los asesinatos que ha habido ese año y llamando la atención sobre el drama familiar que hay detrás de cada uno y que a veces pasa desapercibido. Tras cada crimen machista que se produce en España, pegan carteles con el nombre de la mujer asesinada y pintan huellas de pies rojos de sangre en el suelo. Además informan de las actividades de otras localidades relacionadas con la mujer, colaboran con otros colectivos y participan en las propuestas municipales.

María José Goicoechea, portavoz de la plataforma, señaló que son un grupo de personas de todas las edades y que están muy satisfechos de que cada vez se les esté uniendo gente más joven que “con su imaginación y frescura dan ideas y ánimos a los de más edad”. También destacó que son “un grupo abierto a todas las personas ya que la violencia machista en un problema de toda la sociedad y toda la sociedad tiene que implicarse tanto en su visibilización como en su prevención”. “Es un problema de todos y que existe en todas las capas sociales”, enfatizó. También quiso hacer hincapié en que son un grupo apolítico.

Charo Menéndez señaló el compromiso de la plataforma con la huelga feminista convocada el próximo ocho de marzo en ochenta países, ya que “los  problemas de las mujeres son, por desgracia, similares en la Pola, en Siero, en Asturias, en España y en el mundo”. “Nos parece de justicia sumarnos a esta huelga para reivindicar no sólo que no nos maten, que es lo básico, si no también que no nos maltraten ni nos discriminen y que nos dejen ser libres”, subrayó. También quiso reivindicar “que no tengamos que hacer los trabajos que nadie quiere, que recibamos igual salario por igual trabajo y que no recaiga sobre nosotras exclusivamente la realización de las tareas domésticas, el cuidado de las personas mayores y de los niños”, reivindicó. “Nosotras nos vamos a sumar a la huelga porque nos parece lógico ya que, como decíamos el dia de Comadres en el pasacalles, somos la mitad del mundo y si nosotras paramos, el mundo para”, apostilló.