[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Carta al director ¿Ocupas o actividades autogestionadas integrales de jóvenes?

Publicado el 20/02/2018

En los últimos cinco años, una variedad de colectivos juveniles, vienen desarrollando  toda una serie de actividades sociales, culturales y de ocio alternativo, en las viejas instalaciones del antiguo matadero de La Pola Siero. Instalaciones que quedaron en desuso y que fueron cedidas al Colectivo Mistós -de etnia gitana- que imparte toda una serie de actividades como clases a los niños, costura y actividades diversas. Este colectivo con conocimiento del ayuntamiento cedió a su vez espacios a otros grupos de jóvenes que desde hace ya cuatro años vienen autogestionándose y ofreciendo a todo tipo de público, opciones diversas que van desde conciertos, exposiciones de vídeos, charlas, biblioteca, Skatepark, gimnasio, etc. y todo ello sin ánimo de lucro.   El matadero es el lugar de encuentro de agricultores, de activistas de feminicidios, “crematorios non” antidesahucios, y de todo aquel que precise de un espacio y cuente con tiempo libre para estas  u otras acciones.

Como complemento de estas actividades altruistas, se ha montado una biblioteca, se recogen alimentos y ropa que se distribuye a las personas más vulnerables y un sinfín de iniciativas creativas que no se ofrecen desde la administración.

El anunciado cierre de estas instalaciones bajo el pretexto de estar el edificio en ruinas, me ofrece la siguiente reflexión. ¿Cómo es que se cedió al Colectivo Mistós y a su vez se permitió todo este tiempo el uso a otros colectivos? ¿Cómo es que se han hecho trabajos de mantenimiento en el tejado en un supuesto edificio en ruinas?. Tal parece que el tipo de actividades que se desarrollan en este espacio resultan cuando menos molestas para el ayuntamiento  en vez de considerarlas como un complemento a las que se llevan a cabo desde las instituciones pero que poco o nada tienen que ver con la autogestión por los propios colectivos.

Si ya hay un dictamen que declara en ruinas el edificio ¿cómo es que se va a solicitar otro?. ¿Es la avería eléctrica no reparada la razón o la excusa para dejar en la calle a decenas y decenas de jóvenes que encuentran en estas actividades una razón de ser y hacer?.

Sería bueno que las autoridades municipales se avinieran a tener una reunión con una representación de los colectivos y buscar una salida que permita y favorezca seguir a estos grupos juveniles tan desamparados en general, a continuar con la autogestión de estas actividades. Corresponde al ayuntamiento dar solución a este problema con respuestas adecuadas, seguras e integrales.

Juan Luis Vallina Ariznavarreta