[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Fernando Lalana: “Para mi lo mejor es leer, si me pagarán por ello no escribiría nada”

Publicado el 07/02/2018
El tapin Fernando Lalana: “Para mi lo mejor es leer, si me pagarán por ello no escribiría nada”

El escritor de novela infantil y juvenil, Fernando Lalana, participó en un encuentro de lectores con los alumnos de 3º de ESO del IES Astures, ya que dentro de la programación anual del curso los estudiantes tienen que leer su novela “Mande a su hijo a Marte”.

El autor comentó que la novela es del género de ciencia ficción y confesó que no es el que más ha tratado, ya que sólo tiene escritas tres novelas de este tipo, cada una de ellas publicada con una diferencia temporal de 15 años. “Este es un género denostado, que ya paso de moda antes de que yo comenzará a escribir, hace 33 años. Por lo que es un género que no da dinero y yo escribo para ganar dinero, porque es mi única profesión”, apuntó. Lalana explicó que la ciencia ficción llegó a España con la traducción de las obras del pasado y sobre todo con las adaptaciones cinematográficas de los textos de los años 40.

“No me gusta la portada de la novela, me parece que infantiliza la obra. Es una novela que tiene un final abierto, que puede sorprender a muchos de vosotros, y cumple con las condiciones de la literatura que yo realizó. No escribo novelas para adolescentes, sino novela juvenil, que está muy próxima a la novela de adultos, que es el siguiente escalón. Mis obras tienen concesiones para que sirvan a la gente de esta edad y de este modo conozca los libros reales que leerá en su edad adulta. Poseen historias y personajes que se esconden y podéis ir intuyendo la trama, son novelas de intriga. Algunas personas piensan que los libros de adultos son iguales que los juvenil pero con más páginas, eso no es cierto son diferentes y enseñan a los jóvenes lo que se van a encontrar en las novelas reales”, explicó. Fernando comentó que los verdaderos lectores decidirán si continuar con la lectura a los 14 y 15 años y los escritores deben ayudarles paso a paso a descubrir cómo es la novela adulta.

“Mande a su hijo a Marte” es una obra que el autor calificó de “rara” porque puede suponer al principio una cosa leve o ligera, pero esconde claves de los libros para adultos. Lalana comentó que existen tres categorías dentro de la ciencia ficción: en la primera se habla de los ordenadores inteligentes y las máquinas que toman decisiones propias; la segunda se centra en los robot, que son  perfectamente distinguibles de los humanos y en la tercer que es la que más le gusta al escritor consiste en que las personas artificiales no se distinguen de las reales y esta novela se basa en esta categoría.

Los chavales participaron en un turno de preguntas. La primera de ellas fue por qué decidió escribir novelas de misterio, el autor comentó que son las que le salen mejor y las que más le divierten, aunque ha probado a escribir otros géneros, pero siempre ambienta el misterio en ellos. Otra de las cuestiones fue cómo se desarrollan las novelas, Fernando aseguró que uno nunca se levanta y viene la inspiración con el primer café del día, sino que es muy importante la preparación de la historia y los personajes que participarán en ella. “La preparación y la investigación puede llevarte días, semanas, meses o incluso años. Para mí lo mejor es la preparación de la obra, lo de escribirla es un mero trámite que tengo que hacer para que llegue a los lectores, lo que a mí me gusta realmente es leer, si me pagarán por ello no escribiría”, aseguró.

Los estudiantes quisieron saber cuál es su obra favorita de las que ha escrito y confesó que “La muerte del cisne”, que además es una de las pocas novelas que ha dedicado, en este caso va dirigida a su mujer. También le preguntaron sobre si escribiría una novela autobiografía y afirmó que en ningún momento ha pensado en escribirla, porque su labor es escribir novelas de ficción que nada tienen que ver con sucesos de su vida, si pueden aparecer localizaciones que conoce como su ciudad natal, Zaragoza. El autor confesó que la novela que más le costó escribir fue una en la que cooperó con un compañero, “El comando Gorki” y no tienen un libro favorito, aunque comentó que dentro de sus 10 mejores se encuentra la obra de teatro de Calderón de la Barca “La vida es sueño”.