[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Somos Siero propone un programa de eliminación de las pérdidas de agua en las conducciones

Publicado el 24/10/2017

Javier  Pintado  Piquero,  portavoz  del  Grupo  Municipal  SOMOS  Siero  en  el Ayuntamiento de Siero, actuando en nombre y representación del mismo y de los y las concejalas que lo conforman, al amparo de lo establecido en los artículos 91.4 y 97.3  del  R.D.  2568/1986  de  28  de  Noviembre,  Reglamento  de  organización, Funcionamiento  y  Régimen  Jurídico  de  las  Entidades  Locales,  formula  la  siguiente MOCIÓN para su discusión y debate, y en su caso, aprobación en el próximo plenu, con fundamento en la siguiente:  

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Los  efectos  del  cambio  climático  han  dejado  de  ser  una  teoría,  cuestionada  por algunos, para convertirse en una dramática realidad. Uno de los efectos primordiales y que más afectan a la vida de las personas es el abastecimiento de agua potable.  Las Naciones  Unidas  reconocen  como  Derecho  Humano  el  acceso  al  agua  potable  y  al saneamiento. Éste derecho puede correr el riesgo de  ser conculcado por distintos factores: por la contaminación de las aguas, por la avaricia de los especuladores o por la deficiente gestión de los recursos hídricos, entre otros.  

En 2015  fue aprobada por el Parlamento Europeo  la primera Iniciativa Ciudadana Europea  denominada  Right2Water    dirigida  a  garantizar  el  agua  a  todos  los ciudadanos.  

Como resultado, la Comisión Europea, a raíz de esta petición y del informe Boylan (sobre  el  seguimiento  de  tal  Iniciativa  Ciudadana),  emitió  una  Comunicación  que establece que el agua no es un bien comercial y que  la prestación de servicios del agua,  por  lo  general,  tiene  que  ser  responsabilidad  de  las  autoridades  locales, siguiendo el principio de subsidiariedad.

El  Concejo  de  Siero  tiene  una  larga  historia  de  colaboración  ciudadana  en  la autogestión  del  suministro  de  agua.  Cooperativas  de  aguas  y  comunidades  de usuarios  se  encargan  con  sus  propios  recursos  de    captar,  almacenar,    tratar  y  conducir el agua a las casas,  ahorrando a las arcas públicas importantes  recursos económicos.   

La  gestión    verdaderamente  ecológica  de  las  aguas  residuales  es  una  asignatura pendiente  que  debe  abordarse de manera  inmediata,  so  pena  de llevar  los  cauces naturales  a  situaciones  límite  y    a  generar  costes  de  depuración  cada  vez  más elevados  e  inasumibles.  Baste  como  ejemplo  la  práctica  ausencia  de  conducciones separativas de aguas pluviales, que se envían a las depuradoras incrementando los costes.

ACUERDOS

1-  Que  el  Ayuntamiento  promueva  el  uso  del  agua  del  grifo  para  beber    como ejemplificación  de  la    garantía    del  cumplimiento  del  derecho  al  agua, eliminando el agua envasada de todos sus actos institucionales.  

2-  Que se proceda a elaborar un plan que derive en la protección  de las cuencas que originan  las fuentes de suministro de los abastecimientos públicos  y de las cooperativas y comunidades de usuarios del agua.  

3-  Que se establezca un programa de eliminación de las pérdidas de agua en las conducciones, dotando de recursos suficientes para la renovación de tubería. Estableciendo contadores en las canalizaciones principales con sistemas de tele aviso  a  fin  de  conocer  en  tiempo  real  las  pérdidas  en  red  y  estableciéndose como objetivo pérdidas inferiores al 15% en 4 años en toda la red.  

4-  Que se establezca un programa de mejora y tratamiento del agua de consumo mediante  la  revisión  de  los  sistemas  de  almacenamiento  de  agua,  en coordinación con las cooperativas de aguas y comunidades de usuarios.   

5-  Que  se  inicie  un  plan  de  redes  separativas  de  aguas  pluviales  con  el  fin  de mejorar la gestión de las mismas, a la vez que se dote de una red de depósitos de escorrentía que permitan  por  una  parte el control  de inundaciones  y  por otra la reutilización del agua de escorrentía para riego y baldeo