SOMOS Siero denuncia el incumplimiento de la Ley de Tenencia y Protección de los Animales por parte del Ayuntamiento

Publicado el 24/05/2017

La situación extrema del Centro de Depósito de animales y el fiasco del parque canino de La Fresneda, ejemplos de la dejadez del Equipo de Gobierno, que descarga en los vecinos responsabilidades que competen exclusivamente al Ayuntamiento

 El Ayuntamiento de Siero está incumpliendo de forma sistemática la Ley del Principado de Asturias sobre Tenencia, Protección y Derechos de los Animales, así como su propia Ordenanza Municipal.

Mientras la ciudadanía se ve obligada a cumplir la normativa y a pagar las correspondientes multas si no lo hace, el Ayuntamiento no está cumpliendo su parte correspondiente, lo que nos parece lamentable e injusto.

 Como ejemplo, la desastrosa situación del Centro de Depósito de animales, actualmente saturado y sin capacidad para recoger más. El Ayuntamiento ha hecho caso omiso a los sucesivos informes técnicos y a las advertencias de Somos Siero, que alertaban de que se iba a llegar a esta situación, dado que las instalaciones de la actual empresa adjudicataria del servicio son del todo insuficientes para dar solución a las necesidades de alojamiento de animales en el concejo de Siero.

 Mientras a los propietarios sin medios se les obliga a llevar al centro a sus animales bajo amenaza de multa, el Centro no puede cumplir con el servicio para el que fue contratado, dejando clara una vez más la falta de rigor e improvisación del Ayuntamiento en este tema y dejando desasistidos tanto a los vecinos de Siero como a los animales.

Por otra parte, el reciente“parque canino” de La Fresneda está resultando un fiasco, provocando conflictos innecesarios entre las personas usuarias, que tienen obligación de llevar amarrados a sus animales por la calle. Pero también tienen el derecho a disfrutar de una zona correctamente acondicionada para que los perros puedan estar sueltos. Zona que el Ayuntamiento, como también denunció en su momento Somos Siero, no se ha molestado en habilitar correctamente, causando problemas que se solucionarían simplemente con el cumplimiento de la normativa.

 El Ayuntamiento de Siero sigue sin entender que el cumplimiento de la Ley de Protección de Animales no es sólo una obligación moral y legal, si no que redunda además en el bienestar tanto de los animales como de la población, puesto que entre otras ventajas, ayuda a la reducción de accidentes y garantiza una mayor seguridad y salubridad para los sierenses. Instamos al Equipo de Gobierno a tomarse en serio este tema, a dejar de improvisar y poner soluciones. A cumplir la Ordenanza Municipal y la Ley del Principado de Asturias. Y a no descargar en los vecinos de Siero responsabilidades que competen exclusivamente al Ayuntamiento