Irene Álvarez recibe un merecido homenaje por parte de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Lugones

Publicado el 21/04/2017
El tapin Irene Álvarez recibe un merecido homenaje por parte de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Lugones

Irene Álvarez fue homenajeada por la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Lugones por ser la socia de mayor edad a sus 96 primaveras. Acudió a la comida de hermandad de la asociación que tuvo lugar en el restaurante La Torre, a la que acudieron 628 comensales.

Irene es natural de Ibias, pero hace 25 años cambió su residencia por Lugones, donde ha conocido a sus tres mejores amigas, Raquel García, Josefina Álvarez y Sara López, con las que pasa la tarde en la sede de la Asociación jugando a la Brisca. Sus amigas la consideran una “mamá”, ya que así la llaman y una personas muy buena, amable y simpática. Irene acudió a la comida acompañada de dos de sus cinco hijos, Mari Luz y Elena. La lugonense dedicó su vida a la labranza y el cuidado de los animales, hasta que se retiró y se fue a vivir a Lugones con su marido y su hijo, ambos fallecidos.

El presidente de la Asociación, José Manuel Suárez, dio las gracias al Ayuntamiento y el Principado por las ayudas que reciben de ambas administraciones, pero solicitó al alcalde mejora en el mobiliario y alguna de las estancias. También intervinieron el alcalde, Ángel García y la Directora General de Servicios Sociales de Proximidad, Lina Menéndez.