Los vecinos que tienen fincas en el camino de la Ería que une Lugones y La Fresneda denuncian su cierre al tráfico rodado

Publicado el 25/03/2017
El tapin Los vecinos que tienen fincas en el camino de la Ería que une Lugones y La Fresneda denuncian su cierre al tráfico rodado Valentín Pérez y Marcelino García

 “Al enterarme de que iba a ser un camino peatonal llame al Ayuntamiento para que me dieran explicaciones al respecto y hablé con un trabajador municipal que me pidió el correo electrónico y me aseguró que el concejal del área me enviaría un correo dándome la contestación, pero eso todavía no ha pasado y ya hace 5 días, me están dando largas. Mi siguiente paso es solicitar una cita para que me enseñen el proyecto de dicha obra”

“Yo llegué un día y me encontré los pivotes puestos, pero lo más gracioso es que días antes vino el alcalde por aquí a ver la obra y en ningún momento me dijo que se iba a cortar el tráfico, sí que me aseguró que con el tiempo sería un acceso peatonal. No me pueden cortar así sí sin avisar el paso que da acceso a mi explotación o por lo menos que me dé una solución, que arregle el camino donde el colegio de La Ería y yo pueda entrar con el camión por allí”

“uno de los miembros de la Asociación de Vecinos de Viella nos comentó en una reunión, que se quería poner pivotes en el túnel que se encuentra debajo de las vías de Renfe para hacerlo peatonal e impedir a los vehículos entraran en la circunvalación que da acceso rodado a la Urbanización, yo pienso que antes de cortar el paso de vehículos lo mejor sería crear una senda que conviva con los vehículos, como existe en El Carbayu, delimitar con señales en el suelo la zona de peatones y la de los vehículos”

El Ayuntamiento de Siero ha decidido cortar el tráfico rodado que circulaba por el camino real que une Lugones con La Fresneda, dejando sin acceso a todas las fincas que se encuentran en la zona del camino de La Ería. Además, ha dejado incomunicada la nave de un vecino de La Fresneda que se dedica a la compra y venta de reses, lo que hace que no puedan entrar ni salir los camiones para cargar y descargar los animales, dificultando su labor profesional que es el sustento de su familia.

El día 2 de marzo comenzaron los trabajos debajo del puente de la Autopista que separa las dos localidades sierenses, donde se ha echado hormigón y se ha mejorado el drenaje del agua al subir el piso, los vecinos no se quejan de ese arreglo, sino de que al finalizar los trabajos se ha colocado cuatro pivotes de hormigón que impiden el paso de vehículos, tractores y las maquinarias que se necesitan para trabajar esas fincas. A finales de enero el alcalde, Ángel García, anunció dichas obras en el camino y que sólo podría ser empleado por peatones y bicicletas.

Dos de los vecinos afectados son Valentín Pérez y Marcelino García que no entienden cómo se llegó a realizar las obras sin avisarles y darles un tiempo para presentar alegaciones si lo deseaban, ya que son los que lindan con el camino y lo usan a diario, “Al enterarme de que iba a ser un camino peatonal llame al Ayuntamiento para que me dieran explicaciones al respecto y hablé con un trabajador municipal que me pidió el correo electrónico y me aseguró que el concejal del área me enviaría un correo dándome la contestación, pero eso todavía no ha pasado y ya hace 5 días, me están dando largas. Mi siguiente paso es solicitar una cita para que me enseñen el proyecto de dicha obra”, aseguró Valentín.

Marcelino recalcó que el camino da acceso a todas las fincas de los alrededores y que es de uso público, como se pude ver en la imagen. “Yo llegué un día y me encontré los pivotes puestos, pero lo más gracioso es que días antes vino el alcalde por aquí a ver la obra y en ningún momento me dijo que se iba a cortar el tráfico, sí que me aseguró que con el tiempo sería un acceso peatonal. No me pueden cortar así sí sin avisar el paso que da acceso a mi explotación o por lo menos que me dé una solución, que arregle el camino donde el colegio de La Ería y yo pueda entrar con el camión por allí”, explicó.

El vecino aseguró que cuenta con todos los trámites que le pidieron de medio ambiente, la licencia del Ayuntamiento y los papeles del Principado, “además en el año noventa, que fue cuando comencé aquí, me tuve que gastar 1.600.000 pesetas para colocar en mi finca dos torretas de alta tensión, además del gas y el agua, todos los meses pago mis impuestos. Esto es algo que no se entiende y sin avisar. Esta semana un camión con animales vino hasta aquí a descargar y al no poder pasar tuvo que dar la vuelta y volver al mercado de Pola de Siero, por lo que tuve que pagar otro porte más, todos los días vienen camiones. Al inició del camino no se ha colocado ni una señal que indique que la carretera está cortada, las personas que pasen por aquí tiene que volver marcha atrás con sus vehículos porque es una carretera estrecha donde no se pude dar la vuelta, esto es insólito”, denunció. Marcelino se ha dedicado durante años a desbrozar los márgenes del camino y vive a escasos metros de su nave en La Fresneda, lo que hace que tenga que dar toda la vuelta y entrar por Lugones para ir a su finca, cuando en un minuto por ese camino estaba allí, antes de colocar los pivotes.

Valentín supone que este sea el inicio de la senda peatonal que unirá Lugones con la Urbanización de La Fresneda y que discurrirá por el Camino de La Ería, pasa salir a la carretera principal de La Fresneda y después discurrir por el Camino de la Fuente, “uno de los miembros de la Asociación de Vecinos de La Fresneda nos comentó en una reunión, que se quería poner pivotes en el túnel que se encuentra debajo de las vías de Renfe para hacerlo peatonal e impedir a los vehículos entraran en la circunvalación que da acceso rodado a la Urbanización, yo pienso que antes de cortar el paso de vehículos lo mejor sería crear una senda que conviva con los vehículos, como existe en El Carbayu, delimitar con señales en el suelo la zona de peatones y la de los vehículos”, concluyó.