Segismundo García, un enamorado del esquí de montaña

“Me gusta la montaña, el deporte en general y el esquí de montaña, que pienso que es la mejor forma de visitar y disfrutar la montaña en invierno, es cómodo para subir y disfrutas la bajada”

Publicado el 05/03/2017
El tapin Segismundo García, un enamorado del esquí de montaña

Segismundo García, un enamorado del esquí de montaña

El vecino de Lugones, Segismundo García, comenzó hace 15 años a practicar el esquí de montaña, pero implicado más activamente lleva 8 años. “Me gusta la montaña, el deporte en general y el esquí de montaña, que pienso que es la mejor  forma de visitar y disfrutar la montaña en invierno, es cómodo para subir y disfrutas la bajada”, aseguró.

García comenzó a realizar excursiones con amigos a la montaña, pero sin pertenecer a ningún club en concreto, después decidieron meterse a los Picos de Europa y allí participaban en excursiones programadas de grupos de montaña para aprovechar su logística. El lugonense recuerda que comenzó en la modalidad recreativa, porque  iban a la montaña en primavera y verano, además hicieron visitas invernales con crampones por corredores sencillos y alguna que otra vez usaron las raquetas de nieve. “No me acuerdo exactamente la fecha concreta, sólo me acuerdo de que iba con mi amigo Javi y vimos a unos tíos que iban con unos esquís hacía la cumbre, al llegar hablamos con ellos, al rato se prepararon y bajaron esquiando, fue en ese momento donde decidimos comenzar a practicar de esta disciplina deportiva, porque nos impactó y nos parecía mucho mejor que las raquetas y los crampones”, explicó.

Segis aseguró que en este momento tiene una opinión muy radical de las raquetas de nieve, ya que considera que se deberían de prohibir, porque con las raques subes la montaña pero en medias laderas y valles con medias pendientes no son buenas para subir, además no disfrutas las bajadas, porque das patinazos y te tropiezas con las raquetas.

Hace 8 o 9 años junto con los amigos que tiene en este deporte y que ya competían, Segis decidió acercarse a la competición pero como voluntario en las pruebas marcando los recorridos y poniéndose en puestos de control. Con el paso del tiempo comenzó a correr carreras de montaña y alguna de esquí de montaña, tras estas experiencias y ver que hace 6 años estas carreras empezaban a desaparecer del calendario deportivo, “ fue en ese momento cuando entre un grupo de amigos decidimos coger las riendas de una carrera y organizarla, la carrera se denomina “El Cuitu Negru” y salió todo a la perfección, porque a los participantes les gustó y respondieron, al año siguiente volvimos a organizarla y nos pidieron ayuda para otras pruebas”, recordó.

En ese momento, se dieron cuenta de querían competían en esta modalidad chavales de 15 y 16 años y fueron David Vázquez, el vigente campeón de Asturias, y José Antonio Meré los que impulsaron la idea de crear el Programa de Tecnificación de Esquí de Montaña del Principado de Asturias, que arrancó hace cinco años porque había chavales bastantes para realizarlo. David fue el encargado de presentarle el proyecto a Segis y proponerle como director del Programa al ser Licenciado en Educación Física, “el primer año se realizó a nivel informal porque todavía no estábamos constituidos oficialmente, aunque viajábamos con los chavales y los padres, pero fue el segundo año cuando la Federación Asturiana de Montaña dio el visto bueno al proyecto y lo aprobó a nivel autonómico y este año hemos conseguido el reconocimiento de la Federación Española”, afirmó.

En la actualidad participan en el programa once deportistas de edades comprendidas entre los 13 y los 22 años. En sus palmarés cuentan con dos medallas en campeonatos nacionales, a nivel autonómico  y de las competiciones que se realizan en la Cordillera Cantábrica y la Montaña Palentina en categorías junior, promesa y absoluta se han ganado muchos premios y campeonatos. “Para lo poco que llevamos, son sólo dos años, hemos tenido muy buenos resultados y la gente nueva cuenta con mucha progresión”, destacó. Dentro del grupo hay dos niveles, los que ya tienen experiencia competitiva cuentan con unos entrenamientos personalizados y los deportistas que se inician reciben unas pautas de entrenamiento, en las que tienen como mínimo dos o tres días sólo para el esquí de montaña.

Segis aseguró  que existe mucho desconocimiento y confusión sobre esta práctica deportiva, “mucha gente confunde el esquí de montaña con el de fondo, las principales diferencias son que nosotros no usamos los remolques mecánicos y salimos por la montaña, no necesitamos que nos pisen la nieve ni una pista de esquí. Hay mucho desconocimiento aunque depende de la región donde vayas y el entorno en el que te muevas. Por ejemplo en la Cordillera Cantábrica estamos teniendo mucha repercusión en las redes sociales, porque nos juntamos las comunidades de Asturias, Cantabria y Castilla y León y competimos en la Copa Norte, donde vemos caras nuevas. En Pirineos esta disciplina es muy conocida y practicada”, reconoció.

El lugonense comentó que en este momento la modalidad está sufriendo un repunte, ya que está creciendo y conociéndose cada vez más, se le está dando un boom mediático porque se reconoció por el Comité Olímpico Internacional y hay posibilidades de que sea olímpico.

 Segis aseguró que este deporte requiere un desembolso inicial muy alto de dinero, para hacerte con el material que se necesita, “pero actualmente se están dando a conocer jóvenes estrellas a los que les patrocinan las marcas y se está encareciendo aún más el material, obligando a consumir más de los que se necesita. Este deporte puede comenzar a practicarse por unos 500 euros con esquís de segunda mano y botas pesadas, pero para competir hay que invertir y los precios se disparan, unido a la poca durabilidad del material, que sufre mucho. Unos esquís ligeros duran dos temporadas”, apuntó.