Cs Siero pide la instalación de desfibriladores en los espacios públicos del concejo

El Concejal, Sergio García, defenderá una Moción en el próximo Pleno municipal para dotar a las áreas más concurridas con este servicio de reanimación

Publicado el 13/02/2017

El Portavoz y Concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Siero, Sergio García, ha registrado una Moción en la que insta al Equipo de Gobierno a solicitar un informe a los servicios municipales sobre la conveniencia y necesidad de contar con dispositivos de reanimación cardiopulmonar  en diversas instalaciones del concejo.

La Moción, que se debatirá en Comisión y en el Pleno del próximo 23 de febrero,  pretende además que una vez concluido dicho informe y se hayan incorporado las aportaciones de  los diferentes grupos políticos municipales, se proceda a su ejecución a la mayor brevedad posible.

“Desde el pasado 28 de septiembre muchas entidades del Principado de Asturias están obligadas a disponer de desfibriladores y el personal formado para su manejo, según el Decreto 54/ 2016. Y el plazo que empresas y entidades asturianas tiene para incorporar estos equipamientos  e impartir la formación necesaria es de 12 meses”, explica García.

Centros comerciales con una superficie de más de 2.500 metros cuadrados, aeropuertos, estaciones de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes o con una afluencia media diaria, igual o superior a 2.000 personas, instalaciones en las que se desarrollen espectáculos públicos o actividades recreativas para más de 750 personas, e instalaciones deportivas con una afluencia diaria, igual o superior a 500 personas, son los lugares que deberían contar con los equipos de reanimación.

 “El Concejo de Siero cuenta con la tercera estación de ferrocarril con más afluencia del Principado, en Lugones con unos 2.180 usuarios al día. Además, las estaciones de tren y autobús, el I.E.S Juan Villanueva y el C.P Peña Careses, también congregan gran afluencia de personas en Pola de Siero. Sin olvidar el mercado que cada martes se realiza en el barrio de La Isla”, argumenta el concejal de C’s.

García sostiene que ningún edificio competencia de la Fundación Municipal de Cultura cuenta con ningún dispositivo de reanimación cardiopulmonar y ello a pesar de que los actos celebrados en dichas instalaciones suelen concentrar a un gran número de asistentes.

Cada año fallecen en España 20.000 personas por muerte súbita, y se estima que el 30% de esas vidas, serían recuperables de  aplicar con rapidez la “cadena de supervivencia”. Los datos clínicos apuntan a que por cada minuto que no se atiende a una persona que sufre un ataque al corazón, su porcentaje de sobrevivir disminuye un 10%.

“Intervenir de forma rápida juega por tanto un papel decisivo. Con instalar 10.000 desfribiladores en las instalaciones de mayor riesgo se pueden salvar aproximadamente 3.000 vidas, y la inversión que habría que realizar no es en caso alguna desmesurada, ya que el coste real está entre 1.000 y 1.500 euros e incluso se pueden obtener de forma gratuita mediante el Proyecto Salvavidas”, concluye el edil de Ciudadanos.