Los equipos de fútbol sala denuncian la falta de horas para entrenar en el polideportivo municipal Víctor Tartiere

“No se puede primar a un equipo que viene de Oviedo”

Publicado el 31/01/2017
El tapin Los equipos de fútbol sala denuncian la falta de horas para entrenar en el polideportivo municipal Víctor TartiereRaúl Frade, Javier Sánchez, Luis Miguel Guerra y Eloy González

El periódico local El Tapín de Lugones organizó un coloquio en el Restaurante Evoque en el que se invitó a los equipos que juegan al fútbol sala para hablar del estado de las instalaciones deportivas de la localidad. Los equipos a los que se invitó fueron: el Atlético de Lugones, Garfiel, La Esperanza, Lugones Rangers, Puente Vieyu y Puente Legends. Los únicos clubes que no pudieron asistir fueron el Atlético de Lugones y el Garfiel.

Por parte del Lugones Rangers acudió Eloy González, en nombre de La Esperanza Luis Miguel Guerra, por el Puente Vieyu Javier Sánchez y por el Puente Legends Raúl Frade. De los clubes que acudieron al coloquio sólo el Puente Legends juega y entrena en el polideportivo municipal de Lugones, lugar en el que un jugador de un equipo rival se clavó un trozo de madera en la pierna mientras disputaba un partido, y los juveniles de La Esperanza también juega en el polideportivo de Lugones. El resto de equipos juegan sus encuentros de liga en el polideportivo municipal de La Fresneda, porque consideran que la pista de Lugones presenta pésimas condiciones que hacen imposible la práctica de su deporte allí. El Puente Vieyu, La Esperanza y el Lugones Rangers entrenan en el polideportivo municipal Víctor Tartiere, que se encuentra dentro de las instalaciones deportivas Santa Bárbara en el Carbayu.

Estos conjuntos se vieron afectados por la subida en las tarifas del Patronato Municipal de Deportes, tras haber salido la sentencia que considera ilegal las bonificaciones en las tarifas a los vecinos de Siero sobre el resto de concejos, “nos subieron de 15 euros a 18 euros el alquiler de la pista para entrenar y en una reunión informal con el alcalde surgió la idea de que usáramos de manera gratuita para entrenar el polideportivo Víctor Tartiere”, reconocen todos los equipos, menos Raúl Frade ya que su conjunto se creó para competir esta temporada.

En este momento es cuando surge el primer problema con el Puente Vieyu, ya que el pasado mes de septiembre les comunicaron desde el Atlético de Lugones, que es el equipo encargado de gestionar la pista, que no contaban con un horario para que ellos pudieran entrenar. “La pasada temporada contábamos con un par de días para entrenar allí y en la presente entrenamos un par de días y nos dijeron que no teníamos pista, al entrar allí otro equipo a entrenar denominado Beredi, aunque estábamos en el plazo para solicitar la pista, dimos los papeles y nos ofrecieron entrenar los jueves y viernes, pero no lo veíamos bien porque después jugaríamos los sábados y al final sólo pudimos coger como día de entrenamiento los jueves, antes teníamos una hora mejor que era los lunes y no molestábamos a nadie pero se nos quitó”, comentó Javier Sánchez.

 Raúl destacó el mal estado que presenta el parquet de la pista del polideportivo de Lugones y aseguró que cada dos días están poniendo parches que no sirven para nada, Eloy también comentó que en la pista del Víctor Tartiere sólo se puede entrenar si la climatología lo permite, porque se produce condensación en el interior y la pista resbala. “No sabemos qué solución pueden buscar porque se hicieron agujeros en todas las paredes y sigue igual”, apuntó.

 Todos los equipos se quejan por no poder jugar en su sitio “natural” al ser equipos de Lugones, que sería el polideportivo municipal Teresa Valdés, ya que allí acudiría a verles mucha más gente, además podrían participar en las rifas que hicieran para conseguir dinero para pagar a los árbitros. Javier reconoció que la mayoría de sus jugadores no tienen ni carné ni coche y acudir un día a entrenar a La Fresneda y a jugar supone buscar una forma de desplazarse, esto unido al gasto en combustible del resto que no pasaría si se entrenara y jugara en la localidad. Raúl comentó que el Puente Legends no solicitó la pista de La Fresneda porque ya entrenaban y jugaban allí el resto de equipos, “somos de Lugones y tenemos que estar aquí para que nuestro público pueda vernos cuando lo desee”, destacó. Eloy comentó que el Lugones Rangers está encantado de jugar en el polideportivo de La Fresneda, ya que es uno de los mejores del concejo, aunque les gustaría que fuera más gente a verles, igual que al Puente Vieyu. Luis Miguel reconoció que la pista, las instalaciones y los vestuarios del polideportivo de La Fresneda presentan unas condiciones inmejorables.

 Eloy aseguró que su equipo participó en el coloquio para apoyar al resto de conjuntos que tienen problemas para entrenar, “nosotros estamos muy contentos con el polideportivo del Carbayu porque tenemos dos días para entrenar, que uno solemos cedérselo a La Esperanza, ya que es nuestro filial, y estamos encantados de jugar en La Fresneda, pero sabemos que el resto de equipos no tienen las mismas posibilidades que nosotros, y pensamos que al ser equipo de de Lugones deberían de tener prioridad para entrenar en el Carbayu sobre otras cuestiones o equipos”, destacó. Sobre esta cuestión Raúl aseguró que no entiende como el equipo Beredi, que el pasado año entrenaba en Oviedo, cuenta con sus horas en el polideportivo del Carbayu, igual que gente que no está federada y juega allí, “a nosotros nos pusieron trabas para no entrenar allí cuando lo solicitamos en su día y decidimos desistir y optar por el otro polideportivo”, relató.

Luis Miguel comentó que se tendrían que reunir todos los equipos para llegar a un acuerdo sobre el reparto de las horas del polideportivo de El Carbayu, que fuera justo y equilibrado para todos los equipos de Lugones. “No se puede primar a un equipo que viene de Oviedo sobre otros que llevan años aquí como es el caso del Puente Vieyu, que tiene 10 años de historia”, criticó.

Una de las cosas que no ve razonable el Lugones Rangers es que en los partidos amistosos y en los entrenamientos que se organizan en las pistas municipales tiene que pagar 85 euros para usar la pista y las gradas. En cuanto a las subvenciones que da el Ayuntamiento a los clubes deportivos, todos los equipos aseguran que son escasas y no llegan a cubrir los gastos a los que tienen que hacer frente.

Guerra denunció que el Principado no les deja usar el polideportivo del IES Astures para que puedan entrenar allí los más pequeños del equipo La Esperanza, “esta pista está sin uso por las tardes y pensamos que se podría abrir para que los niños pudieran entrenar y jugar allí, porque ahora lo están haciendo en la pista cubierta del colegio de La Ería, que fue reformada hace unos meses, pero al no arreglar la cubierta las goteras la están estropeando y ya comienza a tener surcos. Además se colocaron porterías con redes de hierro que tuvimos que denunciar para que las cambiarán y así se hizo”, recordó.