Los animales acuden a misa para celebrar a su patrón San Antonio Abad

La iglesia San Félix de Lugones celebró, como viene siendo habitual desde hace 4 años, la festividad.

Publicado el 15/01/2017
El tapin Los animales acuden a misa para celebrar a su patrón San Antonio AbadDaniela con la tortuga de su abuelo

La iglesia San Félix de Lugones celebró, como viene siendo habitual desde hace 4 años, la festividad de San Antón Patrón de los animales, a pesar de la lluvia fueron mucho los animales domésticos que se acercaron hasta el templo para ser bendecidos. Por segundo año consecutivo las mascotas pudieron entrar en la iglesia durante la celebración de la misa y el mal tiempo hizo que las bendiciones se realizarán dentro.

El párroco, Joaquín Manuel Serrano, recordó que el pasado año en el consejo rectoral hubo alguna que otra reticencia para que participaran en la misa los animales, pero dada la gran experiencia vivida en la anterior edición decidieron repetir, “la idea surgió porque hace unos años en Nápoles acudí a oficiar una misa a una iglesia que estaba en pésimas condiciones y era muy humilde, allí me di cuenta de que junto a los feligreses había perros y gatos y le pregunté al párroco sobre esta circunstancia y me respondió que era la iglesia en honor a San Antonio Abad y todos los animales estaban invitados a la celebración”, explicó el sacerdote.

Serrano aseguró en la homilía que los vecinos de Lugones son amantes de los animales y lo demuestran creando asociaciones y protectoras en su defensa, “hay que conservar la naturaleza y adoptando animales domésticos en vez de comprándolos se consigue ese equilibrio, porque considero que la comercialización es una forma de maltrato animal”, destacó. El sacerdote apuntó que es muy importante inculcar esto a los más pequeños, sobre todo para que no vean a los animales como peluches de los que se pueden cansar.

Por el templo pasaron sobre todo perros y gatos, pero también hubo alguna sorpresa como dos ratas llamadas Esmigol y Digol de dos meses de vida, cuya dueña, Marisa, comentó que son muy fáciles de cuidar sólo requieren limpieza, sacarlas de la jaula y aseguró que son tan listas como un perro, pero no tienes que sacarlas a pasear.

Luz acudió al templo acompañada de su padre Cristián y de su pez Leonardo, “es la primera vez que venimos, aunque antes tuve dos peces que se llamaban Nemo y Dori. Estoy muy contenta de haber venido y me ha gustado mucho la experiencia”, relató.

Daniela acudió junto a su abuela y la tortuga de su abuelo a la iglesia para bendecirla por primera vez, “creo que no tiene nombre, pero ha vivido más de 30 años”, comentó la niña. María asistió con su perra Luna y considera que Serrano es un gran amante de los animales y les trata muy bien. Por su parte, Begoña que fue a la celebración con su perro Nico desde Gijón, comentó que es un acto estupendo y que se debería realizar en más lugares. Valentín asistió con su perro Jacky y agradeció al párroco la posibilidad de bendecir a los animales y convertir el acto en un día especial para las mascotas.