Somos Siero se opone al uso de animales en cabalgatas.

Publicado el 02/01/2017

Desde SOMOS SIERO queremos manifestar nuestro más rotundo rechazo a la utilización de animales en las cabalgatas de Reyes en Siero.

Este rechazo se basa en los siguientes reparos: -Legales, al entender que contraviene el espíritu de los principios de la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, aprobada por la UNESCO el 27 de octubre de 1978 o la propia Ordenanza de defensa, protección y tenencia de animales del propio concejo de Siero, articulo 5 d) “Queda prohibido utilizar a los animales en espectáculos, filmaciones, actividades publicitarias, actividades culturales o religiosas y/o cualquier otra actividad que pueda derivar en crueldad, pueda ocasionarles la muerte, sufrimiento o hacerles objeto de tratamientos antinaturales o vejatorios, o bien degradación, parodias, burlas o que pueda herir la sensibilidad de las personas que lo contemplan”.

-Éticos, al considerar moralmente inaceptable el ataque al bienestar animal que en forma de dolor o sufrimiento padecen los mismos en su uso en espectáculos y desfiles, tal y como se recogen, entre otros, en el informe técnico veterinario “sobre el sufrimiento de los animales empleados en atracciones y desfiles” elaborado por AVATMA.

-De seguridad, al ser múltiples los accidentes registrados previamente en situaciones similares, ante el impredecible comportamiento de estos animales en situaciones de estrés como las que padecen al ser sometidos a todo tipo de estímulos acústicos y luminosos. Si la seguridad ha de ser la norma en cualquier espectáculo en el caso de las cabalgatas, contempladas principalmente por niños e incluso bebés, debe de ser aun más estricta.

 Resulta sumamente loable el esfuerzo que las asociaciones y colectivos de todo tipo hacen para sacar adelante determinadas actividades y festejos en muchos casos con más dedicación y tesón que medios materiales o económicos. Por eso confiamos en que su demostrada capacidad creativa, sin duda, les permita aportar enriquecedoras alternativas al uso de animales tratados como simples objetos de entretenimiento.

 Por todo ello consideramos una irresponsabilidad por parte del equipo de gobierno el apoyo a cualquier actividad que de una u otra manera contribuya a la perpetuación de estas prácticas que nada tienen que ver con tradición alguna y que cuentan con el expreso rechazo de muchas asociaciones animalistas.