Ni las lluvias de toda la noches saca a Lugones de seguir contaminado

Es el único sitio de Asturias que después de las lluvias se mantienen por encima del límite de legal la contaminación

Publicado el 05/11/2016

Ni las lluvias de toda la noches saca a Siero de seguir contaminado, de acuerdo a los datos que  facilita el Gobierno de Asturias en su web   de acuerdo a su obligación de comunicación diaria de contaminación atmosférica y calidad del aire de la Directiva 2008/50/CE y el R.D 102/2011, cosa que no hace con las estaciones privadas que de forma intencionada ya que el Principado no facilita los datos en continuo de las estaciones privadas monitorizadas porque son peores datos que las de las públicas.

 Es el único sitio de Asturias que después de las lluvias se mantienen por encima del límite de legal la contaminación de todas las partículas tanto las más pequeñas de menos de 2, 5 micras las PM10, como las de menos de 10 micras las Pm10, eso que la única estación que lo mide del concejo en continuo está escondida en Lugones.

 La OMS estableció en 2005 unos valores límite para partículas PM 2,5 en 10 µg/m3 y un límite de 25 µg/m3 para las 24 horas

   Para las partículas la OMS estableció en 2005 unos valores límite para partículas las Pm10 lo estableció en  20 μg/m3 de media anual y un valor de alerta de  50 μg/m3 de media en 24h. 

 Ni el Principado ni el Ayuntamiento de Siero hay hecho nada y ya son 4 días fuera de norma, hay que recordar que en Siero no hay plan de mejora de calidad del aire, a pesar de los malos valores del aire que respiran sus vecinos, porque la escondida estación disfraza la verdadera realidad ambiental de la localidad.

  La evidencia científica no sugiere ningún umbral por debajo del cual no se prevean efectos adversos en salud tras la exposición a PM. Aún por debajo de los niveles de calidad de aire considerados como seguros por la legislación ambiental, las partículas se asocian con efectos nocivos sobre la salud, por lo que la OMS recomienda lograr las concentraciones de partículas más bajas posibles.

      Mientras tanto la Consejería de Fomento del Principado niega la gravedad del problema de que supone la contaminación del aire para la salud a pesar de sus propios estudios concluyentes que lo reconocen, solo le falta decir a su portavoz para estos temas  la Directora General de Control Ambiental la señora Elena Marañon que la contaminación de la salud es buena para el cutis.