Somos Siero reclama medidas que desarrollen la ordenanza de tenencia y protección de animales

Publicado el 06/05/2016

La Ordenanza para la tenencia y la protección de los animales recientemente aprobada en Siero ha de ser sólo el punto de partida para trabajar en pro del bienestar animal y de la convivencia.

Una vez fijado el marco legal en el que desenvolverse, es necesario comenzar a desarrollar acciones genéricas de información y concienciación entre la población para dar a conocer con exactitud cual es el espíritu y los objetivos de la misma.

Más de 40 perros de propiedad municipal se encuentran, algunos de ellos desde hace años, en centros de acogida. En las instalaciones del actual adjudicatario del servicio se hacinan a varios perros por jaulas, los suelos están mojados y el espacio improvisado para gatera es una cueva insalubre donde no es posible tener a los animales en cuarentena ni separados.

La I Jornada de Adopción de Animales de Siero tuvo una gran acogida, por ello SOMOS Siero pide que se empiece a organizar una segunda jornada en Lugones, que se convierta también en un evento en el que puedan participar comerciantes del sector de la alimentación y productos para mascotas, haciéndola así aún más atractiva para el público general.

Igualmente, SOMOS Siero ha solicitado en varias ocasiones y se reitera en las siguientes peticiones:

Control exhaustivo sobre el actual servicio de recogida y alojamiento de animales.

Inclusión en la página web del Ayuntamiento un apartado de “Protección y Bienestar Animal” donde encontrar información relativa a: lugar donde se encuentran recogidos los animales; fotos e información de los animales para fomentar su adopción y un teléfono donde comunicar casos de abandono o maltrato animal.

Proporcionar en todo el concejo espacios suficientes y seguros reservados para las personas que deseen soltar a sus perros para su esparcimiento y ejercicio.

Campañas informativas que fomenten la sensibilización, el respeto y la convivencia.

Comenzar a trabajar en el proyecto de un albergue municipal donde se den las condiciones adecuadas y ajustadas a la ley de bienestar animal, donde los animales se alojen en instalaciones apropiadas a sus características y necesidades.