Izquierda Unida solicita al gobierno que mejore la política turística

Publicado el 19/04/2016

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) publicó el pasado lunes 4 de abril las convocatorias de subvenciones para entidades locales destinadas a la financiación de los gastos de personal que atienden las oficinas de información turística, a la realización de proyectos de señalización turística y a la celebración de ferias comerciales y de artesanía creativa. Sin embargo, según se desprende de la respuesta dada a una pregunta de Izquierda Unida en la pasada Comisión Informativa de Hacienda, parece que el equipo de gobierno de Siero no estaba informado, solicitando nuestro grupo que de manera urgente se revisen dichas convocatorias para garantizar que nuestro concejo pueda optar a dichas ayudas.

Tal y como llevamos años denunciando desde Izquierda Unida, Siero necesita un giro radical en materia de turismo que implique una buena planificación de la política turística municipal, y esta dejadez que no logramos comprender es una gota más que se suma a la falta de coordinación con el tejido empresarial del sector y con los municipios limítrofes, el enfoque equivocado de las ferias SITUR, la escasez de recursos o el abandono del patrimonio histórico del municipio.

Y dentro de ese cambio que solicitamos, este último punto es sin duda el más urgente y el que IU exige que se aborde sin dilación, especialmente en dos casos lamentables: el de la Torre de Celles, cuyo deterioro continuo y acelerado sigue su curso sin que exista una posición fuerte y exigente del ayuntamiento frente a la propiedad y el Principado de Asturias para que se proceda a su arreglo; y el del Paraguas de La Pola, necesitado de una reparación estructural que lleva años de retraso y para la que IU de Siero solicitó una partida en el presupuesto de 2016 que fue eliminada tras aparecer en el borrador inicial de inversiones.

Siero es un municipio con un gran potencial turístico por explotar. Esperamos que el PSOE local no copie también en este tema las políticas de sus socios de gobierno y que se comience a trabajar en la materia, priorizando la recuperación de los elementos patrimoniales en la que insistimos, pero sin olvidar otros aspectos fundamentales ni desaprovechar oportunidades de financiación como las que ahora se nos ofrecen a través de las subvenciones citadas.