[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Coppen, el Quijote del concejo de Siero

Publicado el 18/03/2016
El tapin Coppen, el Quijote del concejo de Siero

José Antonio Coppen lleva 50 años escribiendo en la prensa, en revistas, además de sus propios libros sobre Lugones, “me acuerdo de muchos fines de semana, de principios de los setenta en primavera, en los que yo me quedaba en casa escribiendo para la revista de las fiestas del Carbayu y mi mujer y mi hijo se iban a disfrutar”, apuntó.

Su relación con los medios comenzó con las notas de prensa que les enviaba a todos los medios regionales con diversas reivindicaciones, “lo que me incitó a escribir, y no todo el mundo lo sabe, fue la indiferencia de la Pola política hacía Lugones, a pesar de ser el pueblo con mayor contribución a las arcas municipales. Esa fue mi base de lanzamiento”, recordó.

La primera reivindicación sobre la que escribió el lugonense fue por la necesidad de una Casa de Cultura en su localidad, “fui muy insistente. Incluso en 1991 no había ningún lugar para reunirnos, para componer la candidatura a las elecciones que creó la Asociación de Vecinos San Félix tuvimos que pedirle al párroco de aquel momento, Don Cecilio, que nos dejara  los locales de la iglesia, y nos lo dejó de mil amores porque él mismo era partidario de la segregación de Lugones” comentó.

La asociación de vecinos se creó en 1989 y dos años después se presentó a las elecciones por Conceyu, pero a lo largo de esos años hubo muchas acciones reivindicativas en la calle por el problema del agua, el tendido de alta tensión que cruzaba todo el pueblo desde el Castro hasta Muebles Campa y otra de las quejas fue por la construcción de la depuradora de Villapérez, donde el Puente Vieyo, a esta última se sumaron los vecinos de La Corredoria y Villapérez.

Otra de las manifestaciones de los lugonenses fue  contra la Mersa y su contaminación, Coppen recuerda que en una de las ocasiones los vecinos más próximos a la industria acabaron cerrando el paso a los camiones, y fue en ese momento cuando la empresa y las autoridades comenzaron a tomar conciencia de la situación. “Esto ya venía desde el primer alcalde que tuvo Siero y se agravó con la llegada de Villa, que este fue uno de los alcaldes a los que más critique por dos razones la primera porque estuvo 16 años gobernando y en segundo lugar porque en los últimos cinco años se olvido de Lugones, hasta tal punto que no vino a la localidad ni una sola vez. Debo decir en su favor, que aunque  fue el alcalde al que más critique, siempre me respetó, porque sabía que yo iba por libre”, apuntó. Fue en este momento cuando se creó Conceyu, que intentó desbancar a Villa, aunque no lo consiguió pero hizo que perdiera la mayoría.

Coppen lleva desde hace 15 años reclamando al Principado la construcción de una residencia de personas mayores en Lugones, “a cada consejero que entra en Bienestar Social le envió la misma carta, en la que hablo de las necesidades de Lugones y le explicó los datos de la localidad en comparación con otras que tienen menor número de habitantes y cuentan con la instalación”, comentó. El escritor se mostró esperanzado sobre la construcción de la residencia y espera que se consiga en esta legislatura, porque es un importante equipamiento social para Lugones y las localidades limítrofes.

“En el concejo de Siero se necesitan dos rotondas de manera urgente la primera la del castro y la segunda en el cruce entre Viella y Granda, no cuestan tanto y yo ya me dirigí en varias ocasiones al director general de Carreteras para tratar el tema de esta última glorieta y en su día José María Pertierra me recibió”, explicó.

El lugonense considera que parece ser que está en el olvido la construcción de la tercera fase del Parque de La Paz. “El proyecto del parque central se componía de tres partes, la primera la inauguró  15 días antes de unas elecciones el Partido Popular con José Aurelio de alcalde, una gran persona, la segunda fase la inauguró el PSOE y la tercera no se sabe quien será si llega algún día. Los terrenos están ahí y esa zona era la ideal para construir un parking subterráneo y se conseguirían los fondos necesarios para acabar la tercera fase”, reconoció.

Coppen reconoce que fue desde joven un tanto Quijote y llegó a esta conclusión cuando en el último partido que jugó el Atlético de Lugones contra el Siero en el campo de fútbol de la Pola, se le acercó un señor que no conocía al descanso del partido y le preguntó si él era Coppen, “al decirle que sí, me felicitó porque aseguró que yo era el único vecino de Siero que daba la cara y ahí reconocí que yo era el Quijote del concejo”, opinó.

El cronista de Lugones considera que muchos de los problemas de Lugones se deben a la falta de gestión de todas las corporaciones sierenses. “Es importante para el éxito las capacidades de gestión de los mandatarios, así se solucionaría el problema de la residencia de mayores o la mejora de la Avenida Conde Santa Bárbara”, aseguró.

El escritor fue la persona que recuperó la imagen de José Tartiere, que tuvo gran importancia no sólo para Lugones, sino para Asturias y España, ya que fue impulsor de gran parte de la industria de la región de todo tipo. “La fábrica de Metales dio empleo en Lugones a 1.500 personas, fue una barbaridad que se demoliera el chalet de La Acebera, que se encontraba donde se coloca hoy el escenario para los concierto del mes de agosto”, destacó.

El cronista fue el autor de dos libros sobre la localidad, ante la falta de referencias bibliográficas sobre la misma, los dos ejemplares se titulan  "Lugones, radiografía de mi pueblo", de 2008 y "Lugones, latidos de un pueblo", de 2009. “Pienso que ambos ejemplares servirán a las generaciones futuras para que conozcan la historia de la localidad en la que viven”, concluyó.