IU: “Si el Sr. García González no sabe estar a la altura del cargo que ostenta, lo mejor que puede hacer por el bien de Siero es dimitir”

Publicado el 18/03/2016

Para Izquierda Unida de Siero ya estuvo bien. Hasta aquí. Si el Sr. García González no sabe estar a la altura del cargo que ostenta, lo mejor que puede hacer por el bien de Siero es dimitir. Su actitud durante el Pleno Municipal de ayer, que se suma al pésimo trato que dispensa a la mayoría de vecinas y vecinos, fue un espectáculo lamentable que empieza a ser habitual y la enésima muestra de su altivez, soberbia, desprecio y falta de educación y valores democráticos.

Es grave la falta de respuesta a las explicaciones solicitadas por la oposición acerca del sobrecoste de 18.000€ que para las arcas municipales ha supuesto su gestión de una de las denuncias en relación con los planes de empleo. También lo es la forma con la que el Sr. Alcalde se despachó tras la intervención del portavoz de Somos en relación con la modificación puntual del PGMO. Pero lo que es intolerable es que el Sr. Alcalde se salte sistemáticamente las más elementales normas democráticas y legales, dando por finalizados prematuramente los debates, retirando la palabra y no permitiendo intervenciones de la oposición en un segundo turno, especialmente tras diatribas como la de ayer, en las que además miente, lanza acusaciones y alude al resto de grupos sin permitir la réplica por parte de estos.

Debemos recordar al Sr. García González que el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, aprobado por el Real Decreto 2568/1986 de 28 de noviembre, en los apartados d) y e) del artículo 94 establece:

d) Quien se considere aludido por una intervención podrá solicitar del Alcalde o Presidente que se conceda un turno por alusiones, que será breve y conciso.

e) Si lo solicitara algún grupo, se procederá a un segundo turno. Consumido éste, el Alcalde o Presidente puede dar por terminada la discusión que se cerrará con una intervención del ponente en la que brevemente ratificará o modificará su propuesta.

Y puesto que ayer se nos fue negado el derecho a este segundo turno que nos asiste, queremos a través de la presente responder a dos cuestiones que ayer señaló el Sr. Alcalde:

1. Ante la afirmación, refiriéndose al Grupo Municipal de Izquierda Unida – Izquierda Xunida, de que había quienes en mayo votaron a favor de la modificación puntual del PGMO planteada y que ahora votaban en contra de la misma propuesta debería el Sr. García González haber estado más atento a la intervención de este portavoz, puesto que IU‐IX anunció (y llevó posteriormente a cabo) su abstención, no su voto en contra, y precisamente se incidió en que nuestro grupo estaba totalmente a favor del régimen de distancias entre los núcleos y las actividades molestas, insalubres, nocivas o peligrosas (que era el único punto votado en mayo que se mantenía en la propuesta presentada ayer) pero que nuestro voto no podía ser a favor precisamente por no ser esta la única modificación y habiendo otras cuestiones que nos planteaban serias dudas.

2. Ante la insinuación de que nuestra crítica a la premura con la que se tramitó la modificación puntual aprobada inicialmente ayer se debía a nuestro interés en cobrar más dietas por asistencia a comisiones, señalar lo siguiente:

‐ Nadie pidió más comisiones, sino mayor amplitud de plazos: los grupos dispusimos únicamente de 10 días (el plazo inicial fue de una semana) para presentar propuestas al documento inicial y el proceso se despachó en 21 días hábiles, no habiendo tiempo suficiente entre reuniones para estudiar a fondo las cuestiones que se fueron planteando.

‐ Si el interés de los miembros de IU‐IX fueran las dietas por asistencia, lo habríamos tenido fácil, nos habría bastado con aceptar la indecente subida de dietas y retribuciones que el Sr. Alcalde (que proponía subir sus sueldo en más de 12.000€) pretendía aplicar al comienzo de este mandato. O podríamos no haber renunciado a la dieta de 112,35€ con la que el Sr. Alcalde premió a sus socios de gobierno a través de la convocatoria de un pleno extraordinario el día 8 de marzo que duró seis minutos y supuso un gasto de más de 2.000€ para las y los sierenses. Si el interés que tuviéramos fuera el económico podríamos habernos dejado comprar con liberaciones, como han hecho sus socios de gobierno.

Izquierda Unida de Siero trabaja única y exclusivamente en interés de Siero y sus límites los marca su programa electoral. Así lo hemos hecho siempre y así lo seguiremos haciendo en el futuro. Nuestras propuestas siempre tendrán una intención constructiva, serán defendidas educadamente pero con la mayor de las convicciones y exigiremos para ellas y para nuestro grupo el mayor de los respetos, puesto que son reflejo del apoyo de 2.876 sierenses. Un respeto que exigimos también para el resto de miembros del Pleno Municipal y para la institución a la que representamos y que consideramos que el Sr. Alcalde no está teniendo ni por las vecinas y los vecinos ni por su propio cargo.