Las hectáreas calcinadas en los incendios forestales de diciembre en la zona centro es de 2110 hectáreas

Publicado el 13/01/2016

El Gobierno de Asturias eleva a 12.540 las hectáreas calcinadas en los incendios forestales de diciembre e inicia la solicitud de ayudas al Ejecutivo central

 

-   El cálculo de la superficie arrasada aumenta en 2.394 hectáreas, una vez contabilizados los daños en la zona central

-   El Principado estudia con Galicia, Cantabria y País Vasco una reclamación conjunta de compensaciones de la Unión Europea

 La oleada de incendios forestales registrada en Asturias durante la segunda quincena de diciembre calcinó12.540,57 hectáreas, según el último cálculo provisional que ha trasladado hoy el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, al Consejo de Gobierno. Los datos recabados hasta ahora por el Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) incrementan en 2.394,57 hectáreas la superficie de la primera estimación, conocida hace una semana, al incorporar la extensión arrasada en la zona central y aumentar ligeramente la del área occidental.

 Estos datos, que no se consideran definitivos, ya que el SEPA aún está peritando las zonas afectadas y depurando la información relativa a los diferentes focos, se desglosan geográficamente del siguiente modo:

 

-   Occidente y suroccidente: 6.618,57 hectáreas.

-   Centro: 2.110 hectáreas.

-   Oriente: 3.812 hectáreas.

 La superficie de oriente no ha variado respecto al primer balance de daños presentado el 5 de enero, mientras que ha aumentado ligeramente la de los municipios del occidente, exactamente en 284,12 hectáreas. 

 Los técnicos del SEPA continúan revisando las zonas quemadas con el fin de determinar el balance final de los incendios, un trabajo fundamental para valorar los daños medioambientales y materiales sufridos y para tramitar las posibles ayudas a los municipios afectados.

El Ejecutivo autonómico ya ha pedido al Gobierno de España la modificación del Real Decreto 307/2015, de 18 de marzo, para adaptarlo a la naturaleza de los daños causados en estos incendios y facilitar así el acceso a las ayudas de todas aquellas entidades y personas afectadas, en tanto entra en vigor la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil, que prevé la flexibilización en los requisitos que se exigen a los ayuntamientos en casos como éste.

El Principado, que ha solicitado también la concesión de ayudas  complementarias por parte del Gobierno central, movilizará  los recursos previstos en el Programa de Desarrollo Rural para la restauración de tierras quemadas y la reforestación. Además, buscará fórmulas para ayudar a las personas que han perdido sus viviendas

El Gobierno de Asturias se ha puesto en contacto con sus homólogos de Cantabria, Galicia y el País Vasco con el fin de establecer un cómputo global de todos los daños sufridos en las cuatro comunidades y acogerse de este modo a la concesión de compensaciones económicas procedentes del Fondo de Solidaridad de la Comisión Europea. Con el propósito de completar este trámite, ha solicitado al Ministerio del Interior que se encargue de coordinar los trabajos y que se dirija a la Unión Europea, ya que sólo los estados miembros pueden solicitar estas ayudas.

La excepcional oleada de incendios que sufrió Asturias el pasado mes de diciembre se tradujo en un total de 453 fuegos, muchos de los cuales se vieron avivados por la falta de lluvia, el viento sur, con rachas superiores a 100 kilómetros por hora, y la rápida propagación de las llamas.

El fuego llegó a sumar en su pico más alto, a las 2:12 horas del domingo 20 de diciembre, 147 focos activos y simultáneos.

El pasado diciembre fue el segundo más seco (con menos precipitaciones) desde 1981 y uno de los más calurosos desde que se iniciaron los registros, a principios de la década de los setenta.