[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El presidente de la Asociación Arte Lugones, Fernando Sopeña: “Es injusta la sanción cuando encima no se realizó el viaje, considero que debería de haber sido un simple aviso”

Publicado el 28/05/2019
El tapin El presidente de la Asociación Arte Lugones, Fernando Sopeña: “Es injusta la sanción cuando encima no se realizó el viaje, considero que debería de haber sido un simple aviso”

El presidente de la Asociación Cultural Arte Lugones, Fernando Sopeña, denuncia la sanción de 250 euros que impuso al colectivo la consejería de Turismo del Principado de Asturias por un viaje que al final no se pudo realizar. La asociación organizaba un viaje a Coruña para ver una exposición de la pintora, Lita Cabellut, abierto a todos los vecinos de Lugones, que se realizaba en dos días durmiendo uno de ellos en la Coruña y después visitando Santiago de Compostela y vuelta a la localidad.

“Nuestra intención era que los propios vecinos de la localidad conocieses de primera mano la obra de esta pintora tan famosa, que muy pocas veces expone en España. Hice una valoración de lo que podía costar un hotel y un autobús, lo pusimos en un cartel que se colgó por Lugones para hacer el tanteo, pero al final el viaje no salió porque no había gente suficiente apuntada y es cuando nos llegó la notificación de Turismo de que no se pueden hacer viajes sin ser a través de una agencia”, apuntó.

Sopeña aseguró que eran desconocedores de esta normativa y recurrieron, pero al final se les puso una multa de 250 euros de grado medio, “somos una asociación que no contamos con ningún presupuesto y sobre todo el viaje no se hizo, se explicó a la consejería que sólo fue un tanteo para ver cuanta gente podría apuntarse”, afirmó. La denuncia la realizó la Asociación de Operadores Turísticos y Agencias de Viajes de Asturias (OTAVA), el viaje estaba previsto para el 10 y 11 de marzo de 2018 y fue en el mes de septiembre cuando les llegó la notificación en la que rezaba que se habían incumplido las normas sobre publicidad y servicios a prestar y sus precios.

“Me parece tremendamente injusto, por un lado que no podamos organizar un viaje y por otro lado que no lo conocíamos, encima no se celebró y les pedíamos que fuera un simple aviso. La multa es el grado medio, para nosotros es una fortuna y tendré que pagarlo de mi propio bolsillo”, explicó.