La Asociación Cultural Lugones se Mueve recoge las quejas de los vecinos sobre el polideportivo municipal

Publicado el 27/02/2015
El tapin La Asociación Cultural Lugones se Mueve recoge las quejas de los vecinos sobre el polideportivo municipal

La Asociación Cultural Lugones se Mueve entregó este mes de nuevo ante el registro municipal del Ayuntamiento de Siero las quejas que a lo largo de estos meses les han ido pasando los vecinos de la localidad, a través de su Facebook. Una de las nuevas reivindicaciones tiene que ver con el mal estado que presenta el polideportivo municipal.

Los lugonenses se quejan del mal estado de los vestuarios del piso inferior, ya que las paredes se encuentran llenas de moho, el cual empieza a desprenderse y se está cayendo en las duchas, este mismo problema está empezando a aparecer en los vestuarios del piso superior. También piden que se ponga solución a las goteras, ya que las hay en casi todas las salas y los trabajadores tienen que poner cubos por toda la instalación. Esto unido al escaso mantenimiento, que es más evidente en la sala de musculación, donde hay máquinas que se pasan semanas sin reparar y las pesas están desajustadas.

Los vecinos critican la falta d de respeto a las normas e higiene,  ya que la instalación debería obligar al uso de toalla en sala, “no es de recibo que las máquinas se queden sudadas después de uso, además debe hacerse hincapié en las normas de utilización, ya que es habitual el mal uso de máquinas, uso excesivo de las cintas de correr, elípticas y bicicletas cuando está limitado a 30 minutos, mantener el orden en la sala en la zona de pesas, ya que es habitual encontrarlas mezcladas y por el suelo”, comentaron.

Los usuarios del polideportivo demandan que se aumenten las horas de monitor, porque no entienden que la instalación sólo disponga de un monitor de sala un 5% de las horas que está abierto, de ahí deriva el mal uso de las maquinas, lo que puede acarrear que estas se estropeen y daños en las personas. Además se aseguran que necesita que una persona se encargue del mantenimiento mínimo diario de las máquinas y que se haga cargo del cumplimiento de las normas.

En cuanto a la temperatura de la piscina, varios usuarios se han quejado al respecto. “Nos gustaría que compartieran con los vecinos la periodicidad y temperatura de las mediciones para que así no hubiera dudas”, solicitaron.