[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El IES Astures sufrió problemas graves con las inundaciones y se han suspendido las clases

Publicado el 23/01/2019
El tapin El IES Astures sufrió problemas graves con las inundaciones y se han suspendido las clases

El miércoles, 23 de enero, el IES Astures de Lugones sufrió las consecuencias del temporal y tuvo graves problemas de inundaciones en múltiples aulas, teniendo que evacuar varias aulas de la segunda planta y los dos laboratorios e incluso se prohibió el acceso a determinadas zonas del centro. El director, Mario Prendes, aseguró que a primera hora de la mañana ya descubrieron que la segunda planta estaba llena de agua y optaron porque los alumnos de 4º de ESO, que eran las clases afectadas se quedaran en el salón de acto. Desde esa primera hora un grupo de 8 personas, entre profesores, conserjes y demás se dedicaron a achicar agua hasta las 15 horas, además estuvieron sacando el material de los dos laboratorios “lo peor fue al medio día, que veíamos como caía el agua y no paraba, usamos los cubos de reciclaje para recoger el agua que caía del falso techo”, afirmó.

Tras ponerse en contacto con la consejería de Educación del Principado de Asturias se decidió suspender las clases, ya que era un peligro para los alumnos porque podían resbalarse, que se cayeran las placas del falso techo, incluso el agua caída podía afectar al aula modelo, que cuenta con ordenadores y está en esa segunda planta, “no podemos poner en peligro a los casi 700 alumnos del centro, por eso llamé al presidente de la Asociación de Madres y Padres, Raúl Díaz, para que viera la situación en la que nos encontrábamos y que así era imposible dar clase”, afirmó.

Prendes aseguró que esto supone un trastorno lectivo, porque se suspenden las clases y también problemas a las familias, porque no podrán hacerse cargo de los menores, pero considera fundamental no ponerles en peligro. El problema fue una balsa de agua entre el tejado y el falso techo, “llevamos años reclamando un tejado a dos aguas que no llega, se ponen parches y no se hace nada más, pienso que esta situación ha puesto en relieve el problema principal, porque las filtraciones no vienen de ahora, en esta zona era la primera vez, pero hay otras donde aparecen”, aseguró.

Con el fin de evitar situaciones de peligro para todos los miembros de la comunidad educativa se suspendieron las clases a partir del jueves día 24 de enero, aunque el director aseguró que lo más seguro es que los alumnos puedan volver este viernes, 25 de enero. La reanudación de las clases se notificará mediante la plataforma Tockapp y la página web del IES Astures.