[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Joaquín Manuel Serrano: “No compréis animales, adoptarlos porque los refugios están llenos de perros y gatos abandonados”

Cordera la vaca de la Taberna del Pinón de Lugones asistió a la bendición de los animales en la iglesia San Félix

Publicado el 20/01/2019
El tapin Joaquín Manuel Serrano: “No compréis animales, adoptarlos porque los refugios están llenos de perros y gatos abandonados”

La iglesia parroquial de San Félix celebró la festividad de San Antón Patrón de los animales, este año la bendición tuvo que realizarse en el interior del templo debido a la lluvia. Bajo la atenta mirada del Santo el párroco, Joaquín Manuel Serrano, fue recibiendo a perros, gatos, periquitos, tortugas y peces.

Fueron muchos los vecinos que acudieron a la iglesia con sus mascotas, pero este año por primera vez asistió una vaca, aunque no una de verdad sino la figura que se encuentra a diario a la puerta de la Taberna de El Pinón, se llama Cordera y acudió acompañado del tratante y vecino de Viella, Alejandro, todo el mundo se quedó muy sorprendido al verla y no dudó en hacerle fotos.

Los niños que van a catequesis también asistieron acompañados de sus mascotas, Micaela lo hizo acompañada de su tortuga Tortugey de la que se encargan ella y su madre y que tiene 8 años, aunque ya fue bendecida hace 4 años. Miguel acudió con sus dos peces neones y Óscar lo hizo con su hámster Bigotitas, que sólo le hace caso a él y le quiere muchísimo reconoció.

Joaquín comentó en su homilía que a los animales hay que respetarles, quererlos y sobre todo no abandonarlos ni maltratarlos, “no compréis animales, hay muchos perros y gatos que han sido abandonados en los refugios”, apuntó. El sacerdote recordó que a su gata Loqui, se la encontró en la autopista y en muy malas condiciones con el estómago lleno de piedras.