[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Viella está de cine

Publicado el 19/11/2018
El tapin Viella está de cine

Fernando Oliva y Tito Prado fueron los promotores e impulsores de que la parroquia sierense de Viella se haya convertido en un plató de cine este pasado verano, ya que fue el lugar elegido para grabar el cortometraje de 11 minutos “Bésame mucho”, que además participa en el Festival Internacional de cine de Gijón. Se proyectará en la Laboral el próximo viernes 23 de noviembre a las 20 horas, en el día dedicado a Asturias del certamen. Hasta allí se movilizarán los paxarros para disfrutar de su primera aparición ante las cámaras como actores amateurs.

“La idea de grabar el corto surgió porque Tito y yo nos conocemos gracias a la Orquesta de Cámara de Siero, donde yo toco y cuando necesitamos un cantante acudimos a Tito, que en las pasadas Navidades me propuso la oportunidad de realizar algo musical con todos los vecinos y la parroquia de Viella y dándole vueltas escribí un cuento del que salió este corto”, explicó. El corto está ambientado en los años 30 y 40 y participan más de 50 vecinos de la localidad, además de los actores Alberto Rodríguez, Pachi Poncela y El Praviano, que toca el himno de Viella a la gaita. Tito se ocupa de cantar la canción principal y la banda sonora que es “Bésame Mucho”. También intervienen el alcalde, Ángel García, y el portavoz de Foro Siero, Eduardo Martínez Llosa.

Oliva explicó que no pensaron nunca en presentarlo a un Festival, pero una vez que estuvo listo muchas personas del sector se lo propusieron y se presentaron. “Nuestra idea siempre fue la de divertirnos, hacerlo con amor y dar a conocer la parroquia y el concejo”, afirmó. Se grabó en tres días de los meses de mayo y junio, las localizaciones son una vivienda de la parroquia que data de 1663 y que se conserva prácticamente como un museo, además de todas las calles del pueblo y el Llagar de la Morena. Se grabó con dos cámaras y se realizó un extenso trabajo de edición.

El casting lo realizaron cuatro vecinas de la parroquia, que se ocuparon del vestuario y de conseguir a los vecinos para participar, fueron: Vanesa, Tatiana, Sonia y Mar. Uno de los protagonistas es Artemio González vecino de Viella de toda la vida, que cuenta con 85 años y disfrutó como nunca con la grabación, aunque aseguró que lo más duro fue intentar dormir sin tener sueño y pasar un largo rato mirando por un “ventanuco”, “de joven participaba en las comedia que se hacían por los pueblos como actor y me encantó la experiencia”, aseguró.

Todos se lo pasaron en grande y disfrutaron, la primera intención era colgarlo sólo en youtube, pero fue creciendo la idea y ahora es imparable. El corto cuenta la idea de un señor mayor que todos los martes se pasea por el pueblo con su maletín y va a un sitio indeterminado, que todo el pueblo se pregunta cuál es.