[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Somos Siero reclama responsabilidades políticas por otra sentencia urbanística perdida por el consistorio

La sentencia relativa a un convenio urbanístico en La Barganiza obliga al Ayuntamiento a solucionar las carencias en agua y saneamiento en la zona.

Publicado el 24/10/2018
El tapin Somos Siero reclama responsabilidades políticas por otra sentencia urbanística perdida por el consistorio

De urgencia, el pasado 11 de octubre el gobierno de Siero convocó un pleno para tratar un único punto, “la cometida de agua desde el depósito de agua de la parroquia de Pruvia (Llanera) hasta el colegio Peñamayor, situado en el núcleo de la Barganiza (Siero)”, con el mismo se pretende dotar a la instalación de las necesidades requeridas.

Desde Somos Siero se expresó el malestar por esta forma precipitada de actuar cuando el convenio primero estaba firmado en el año 2006, y que existían dudas que los propios técnicos municipales no habían sido capaces de explicar a la formación sobre la evolución de ese convenio que se cambió en 2014 y en el que se afirmaba que el objeto era “resolver infraestructuras comunes de agua y saneamiento en La Barganiza, de forma que pudieran satisfacer tanto las necesidades propias del Colegio “Peñamayor”, como solucionar las carencias de estos servicios de la zona de La Barganiza, que no dispone actualmente de suministro de agua de la red municipal, ni tiene resuelto adecuadamente el saneamiento.” (BOPA 25-2-14)

La evolución de estos convenios hasta el acuerdo final resulta sorprendente porque el Ayuntamiento generó una dinámica en la que a cada paso las institución y la población perdía y el promotor privado ganaba; así pasamos de dotar a todo el núcleo a solo a una finca, de recibir una parcela gratis el Ayuntamiento para construir un depósito a  nada, de un proyecto que tendría que pagar íntegramente la promotora a uno pagado íntegramente por el Ayuntamiento, de que ambas partes pagasen el 50% del abastecimiento de todo el núcleo a que sea una responsabilidad exclusivamente municipal.

Pero sobre todo Somos Siero expresó su preocupación por como podría afectar la decisión que se tomó en el pleno a “lo que decía el proyecto de 2008 sobre problemas en la traída en la zona, y eso que ya no hablamos de los posibles desarrollos urbanísticos”.

Situándose en los más altos grados de apropiación de la institución, lo que el equipo de gobierno ocultó era que estaba lista para salir una sentencia que solicitaba la ejecución del convenio no en la línea que ellos indicaban, dando suministro exclusivamente a una parcela, si no en la línea defendida por Somos Siero de que se dotara de suministro de agua y saneamiento a todas las parcelas edificadas o edificables de la zona de La Barganiza.

Esta actitud del PSOE es irresponsable y temeraria, pero tras la sentencia que da la razón a los demandantes, sitúa al Ayuntamiento de Siero en la obligatoriedad de ejecutar las obras tal y como exigía Somos Siero, único grupo municipal que no votó a favor de la ejecución del convenio de la forma que se hizo.

 Por todo ello Somos Siero exige al equipo de gobierno que de cumplimiento de manera íntegra al convenio de 2014, pues de otro modo nos podríamos encontrar con continuas demandas del resto de vecinos, que en todo su derecho, solicitarán judicialmente disponer de una calidad de servicios que el PSOE de Siero les niega a pesar de tener derechos sobre ellos.