[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Lugones disfrutó de su último día de fiestas de Santa Isabel con el desfile de Gigantes y Cabezudos y la comida en la calle

Publicado el 27/08/2018
El tapin Lugones disfrutó de su último día de fiestas de Santa Isabel con el desfile de Gigantes y Cabezudos y la comida en la calle

Lugones disfrutó de su último día de fiestas de Santa Isabel con el desfile de Gigantes y Cabezudos y la comida en la calle

A las 13 horas se inició en la calle Santa Isabel el desfile de Gigantes y Cabezudos, acompañado de la charanga Pepe El Chelo de Candás y de cientos de vecinos de todas las edades que no se lo quisieron perder. Recorrieron gran parte de la localidad pasando por Antonio Machado, Avenida de Viella, el Parque de La Paz, la Urbanización San Félix, Rafael Sanandeses y cruzaron la Avenida de Oviedo.

Los que más disfrutaron fueron los niños, que intentaron en más de una ocasión arrebatar a los cabezudos sus escobas, aunque los más pequeños también soltaron alguna que otra lágrima al verles aparecer a su lado. La iniciativa se desarrolló en un gran ambiente festivo. Fue a las 14 horas cuando concluyó el desfile en la zona habilitada para las comida en la calle, donde se colocaron mesas y sillas para 1.000 personas.

Familias, amigos, compañeros de Lugones y allegados disfrutaron bajo los rayos de sol de la primera edición de esta comida en la calle, donde degustaron el bollo y la botella de sidra que repartió la Sociedad de Festejos, desde las 12 hasta las 18 horas.

 Un grupo de 30 personas de la Asociación Centro Comercial Abierto de Lugones comieron en una de las mesas ataviados con una camiseta negra en la que se podía leer: “El Pequeño comercio es la Luz de Lugones”, la frase con la que dieron por finalizado este año la Ruta de los Escaparates. “Venimos para apoyar las fiestas y a la vez al pequeño comercio de la localidad. Por eso hemos cerrado las tiendas para venir, ya que es el día de fiesta de Lugones”, explicaron.

Otro grupo 23 personas, entre las que también se encontraban comerciantes de la localidad, también elaboraron sus propias camisetas, aunque en este caso de color azul, con un emoticono escanciando sidra y detrás los nombres de cada uno. “Venimos a disfrutar en el día festivo y a pasar un buen rato con la familia y los amigos”, comentaron.