[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Una tarde de bollo con mucho calor en el Carbayu, esa fiesta de las de siempre

Publicado el 08/08/2018
El tapin Una tarde de bollo con mucho calor en el Carbayu, esa fiesta de las de siempre

Había quien dudaba de que el buen tiempo acompañara la tarde del bollo en la romería del Carbayu, las previsiones meteorológicas no eran muy halagüeñas pero lució el sol y predominó el calor en el último día de las fiestas.

3000 bollos preñaos con su botella de vino se repartieron para la merienda-cena que muchos hicieron fuera de la carpa aprovechando las inusuales y veraniegas temperaturas. Fue el caso de Mirta que con el pequeño Hugo en brazos atendió nuestras preguntas. Ella que vive en Lugones atrae año a año a toda su familia, tres generaciones al completo: padres, hermanos, cuñados y sobrinos procedentes unos de Oviedo, otros de Illescas (Toledo) y Las Rozas (Madrid). “Lo bueno de la fiesta del Carbayu que es la fiesta de siempre, la auténtica de pueblo”. Ellos fueron de los que comenzaron a cenar antes “hay mucho niño y tenemos que adaptarnos al horario infantil” decía su cuñado Alfonso. 

De fondo la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo tocaba para los presentes.

También con mucho chiquillo José y toda su tropa daban buena cuenta de bollos, empanadas, tortillas… Noé que a sus 7 años quería ser el camarero en la mesa, aseguraba que lo mejor de la fiesta habían sido las atracciones, sobre todo el saltamontes. 

Con un poco mas de tranquilidad disfrutaban del buen yantar Jose Escandón y su familia. Una de sus tías respondía a nuestras cuestiones con otra: “pero ¿nunca habías venido al Carbayu? Bueno, te pierdes la mejor fiesta de prao, la típica romería”. Escandón aprovechó para reivindicar la fiesta como la del barrio que le da nombre y para alabar el trabajo de la comisión. 

Precisamente los de la comisión estaban en ese momento muy atareados, unos repartiendo los bollos, otros atendiendo el bar y otros pendientes de que todo marchara bien.
La verbena puso fin a un exitoso Carbayu 2018… la Cofradía de Nuestra Señora del Buen Suceso ya trabaja organizando la del próximo año. Pero Lugones volverá a tener folixa próximamente, queda la cita con Santa Isabel.