[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Tonada, pregón y paella dieron el pistoletazo de salida a las fiestas del Cabayu

La presentación de la celebración a ser considerada Interés Turístico Regional recibió un gran apoyo

Publicado el 05/08/2018
El tapin Tonada, pregón y paella dieron el pistoletazo de salida a las fiestas del Cabayu

El viernes 3 de agosto comenzaron las fiestas de Nuestra Señora del Buen Suceso del Carbayu, a las 19.30 horas se celebró el XVI Memorial Mon El Pegu, en el que participaron Vicente Prado “El Pravianu”, que además de tocar la gaita para acompañar a los contantes, realizó varios pases con el dúo cómico Folixa Astur junto a El Maestro. Los cantantes que actuaron fueron Odón El Paganeu y Sandra Álvarez. Los presentadores Silvia Rúa y Ángel Fernández quisieron recordar que el periódico El Tapín propondrá a las fiestas para que reciban en reconocimiento de Interés turístico regional.

Después le tocó el turno a J. Ángel Menéndez que leyó un pregón cargado de recuerdos e historia. Su discurso comenzó mostrando su agradecimiento a la Cofradía de El Carbayu por pensar en él para que leyera el pregón. “Lo cierto es que cuando me puse a pensar sobre ¿qué relación tengo yo con El Carbayu? y ¿qué podría decir sobre El Carbayu que no se haya dicho ya?; resulta que me di cuenta de que: en El Carbayu fue donde todo empezó”, destacó.

Menéndez comentó que su familia, en concreto su abuela Lisa trabajó varios años en la fábrica de explosivos y vivió algunos años en El Resbalón. “Mi padre, Toño, que trabajó en la Fábrica de Metales y los que le conocisteis seguro que, en más de una ocasión, le habréis oído decir con mucho orgullo aquello de: “José Antonio Menéndez Alonso, natural de Cayés y vecino de Lugones”.  Mi padre se casó con Laura, y mi madre se empeñó en que yo naciese en Lugones. Qué, ¡ojo!, por aquel entonces la mayoría de los guajes y guajas ya nacían en el hospital, en Oviedo. Así que, gracias a que mi madre quiso que yo naciese en casa, hoy puedo decir con orgullo que Lugones es mi casa”, afirmó.

Ángel recordó que su formación comenzó en les Escueles del Carbayu, a los 5 años. “Primero fui a las que había cerca de la Calle La Ciega y después pasé a las que están justo ahí mismo; y que, todavía hoy, siguen siendo “Les Escueles del Carbayu”. ¡Y oigan!, a tan temprana edad eso deja impronta”, aseguró. En su pregón también quiso acordarse de José Tartiere fundador de la fábrica de explosivos de Santa Bárbara y del pasado industrial de la localidad. También recordó que el Atlético de Lugones se fundó en 1905 dos años después del Recreativo de Huelva. El pregonero destacó la figura de Miguel Durán Terry “Pololo” y su trayectoria futbolística y profesional en la fábrica de explosivos.

“La relevancia del Carbayu ofrece sin duda muchos otros ejemplos de cosas notables que tienen, o han tenido, su origen aquí; como la propia fiesta del Carbayu de Lugones que, con más de 90 años de historia, sigue siendo una de las romerías asturianas con más tradición y que más gente congrega año tras año; cosa que, en mi modesto entender, debería ser mérito suficiente para ser declarada fiesta de interés turístico regional, como propone el periódico El Tapín”, afirmó.

Tras lanzar el chupinazo por parte del pregonero, se comenzaron a repartir las 1.300 raciones de paella entre los socios, colaboradores y vecinos de la localidad. La paella la realizó la Comisión de Festejos de Fitoria