[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Las tres asociaciones de autónomos de comercio, hostelería y servicios de Siero solicitan bonificaciones en las tasas de basura, agua y alcantarillado

Publicado el 28/06/2018

Las tres asociaciones de autónomos de comercio, hostelería y servicios de Siero (Asecol, Unión de Centros Comerciales Abierto y Comercio local) se han unido para demandar bonificaciones al Ayuntamiento en el agua, basura y alcantarillado.

En el texto presentado ante registro aseguran que han constatado que se aplican tasas (6, 10 y 12) a las diferentes actividades económicas que desarrollan sus socios en función del tamaño del local y no del uso que se hace de dichos servicios: agua, alcantarillado y recogida de Basura y del tipo de negocio. Afirman que es muy diferente el uso que se hace en cada tipo de actividad, especialmente aquellas actividades dedicadas a oficina, almacén y/o comercio de proximidad, cuyo consumo de agua y producción de basura es muy inferior al doméstico.

Además consideran que se cobra en exceso por la recogida de basura, cuando los establecimientos comerciales apenas producen basura y aquella que producen (cartón y plásticos) la llevan a los puntos de recogida selectiva, al igual, que hacen los establecimientos de hostelería: especialmente el vidrio.

Por estas razones solicitan que se bonifiquen las  tasas de Agua, Alcantarillado y Basura (6,10 y 12) para los establecimientos inferiores a 250 metros cuadrados y se realice una recogida selectiva de cartón, plástico y vidrio a domicilio para establecimientos al menos una vez a la semana.

Esta medida también fue reclamada por los comerciantes y hosteleros en el concejo de Llanera  y se aprobó por mayoría en el pleno a propuesta del Partido Popular, que solicitaba una modificación de las ordenanzas fiscales para incorporar una nueva tarifa al pequeño comercio que supuso una rebaja en las tasas de agua y recogida de basura.