[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La banda lugonenses Saraude se estrena actuando en The Cavern club en Liverpool

Publicado el 26/06/2018
El tapin La banda lugonenses Saraude se estrena actuando en The Cavern club en Liverpool

“Es muy difícil buscar un nombre tuvimos buenas ideas pero hasta que Pablo no nos propuso este nombre ninguna nos convencía. El nombre es el término por el que te van a conocer y al que siempre te van a asociar, no es como una canción o el título de un disco que puede cambiarse para el siguiente”

“queríamos desarrollar un proyecto totalmente diferente a lo que los dos habías realizado por separado hasta entonces y creamos los cimientos de Saraude con bastante calma y sabiendo bien con quien  trabajábamos, iniciamos una ronda de contactos para buscar a la batería y la voz. Después de muchas entrevistas dimos con Fahía y Maxi”

“No nos gusta ponernos etiquetas, nosotros somos sencillamente una banda de músicos jóvenes que nos gusta el rock and roll  más clásico, pero las influencias son muy personales y en el sonido de la banda hay reflejado un poquito de cada uno”

Fahía Buche (voz y teclados, Pablo Robles (guitarra y coros), Carlos Parrondo (bajo) y Maxi García (batería) son los componentes de la banda lugonense Saraude, que tuvo la oportunidad el pasado mes de mayo de subirse al escenario de The Cavern Club, en Liverpool, como grupo invitado por la Asociación Hope To be There del Lennon´s Bar de Lugones.

El nombre Saraude fue propuesto en su día por Pablo, tras mucho deliberar entre los miembros del grupo, en sí mismos no significa nada, pero proviene de la expresión latina “Sapere aude”, que significa “atrévete a pensar”, “es muy difícil buscar un nombre tuvimos buenas ideas pero hasta que Pablo no nos propuso este nombre ninguna nos convencía. El nombre es el término por el que te van a conocer y al que siempre te van a asociar, no es como una canción o el título de un disco que puede cambiarse para el siguiente”, afirmó Carlos.

El grupo se juntó en septiembre de 2016, empezaron los ensayos después de las fiestas de San Mateo. Los primeros en iniciar el contacto fueron Pablo y Carlos a principios de 2015, por una plataforma de músicos, vieron que sus interese coincidían y decidieron apostar por crear una banda, “queríamos desarrollar un proyecto totalmente diferente a lo que los dos habías realizado por separado hasta entonces y creamos los cimientos de Saraude con bastante calma y sabiendo bien con quien  trabajábamos, iniciamos una ronda de contactos para buscar a la batería y la voz. Después de muchas entrevistas dimos con Fahía y Maxi”, aseguraron.

La última que se incorporó fue Fahía en septiembre de 2016, “yo antes estaba también en una banda y lo dejé, fue a principios de 2016 cuando me contactó Pablo, pero yo estaba de Erasmus y a la vuelta probé con ellos y  así comenzó”, relató la cantante.

La música que hacen es rock, aunque cada uno aporta su propio estilo y cuando componen es rock con varias influencias, “a mí me gusta también el jazz, soy más melódica con la voz , no cantó tan agresiva y aportamos cada uno nuestro estilo”, comentó Fahía. Carlos aseguró que no les gusta encasillarse en un estilo, porque los grupos siempre acaban evolucionando, “esto puede ser una faena de cara al futuro, porque en el momento en el que evolucionas  si a la gente no le gusta no te lo perdona. No nos gusta ponernos etiquetas, nosotros somos sencillamente una banda de músicos jóvenes que nos gusta el rock and roll  más clásico, pero las influencias son muy personales y en el sonido de la banda hay reflejado un poquito de cada uno”, afirmó Carlos.

Sauraude tiene escritas en este momento seis canciones y grabadas, están realizando cambios y retoques en ellas en este momento, pero de cara al verano su idea es seguir trabajando en su música y componiendo, para sacar su primer disco con 11 o 12 canciones a finales de este año. “Empezamos a grabar en Semana Santa y nos fue bien y ahora nos queda el verano para seguir con ello. Los temas están escritos en inglés”, apuntaron.

Al principio el grupo se centró en grabar y componer para contar con un repertorio propio que puedan presentar al público y eso lleva mucho tiempo consideran que por la falta del experiencia, al ser la media de edad del grupo de 21 años. “El juntarnos los cuatro nos llevó un tiempo de preparación para que todos conociéramos y tuviéramos claro lo que queríamos hacer y después desarrollar las canciones propias, eso nos llevo año y medio o dos años de preparación previa a las actuaciones”, explicaron.

Su primera actuación tuvo lugar en 2017, en el Parque de La Paz de Lugones cuando se organizó la Semana Cultural de la Asociación Hope To be There y fueron los teloneros de Johnny Penicilina, bajó el nombre 84, ya que su inspiración a la hora de escribir las canciones es la novela “1984” escrita por George Orwell. En sus canciones hablan de los problemas que sufren en su día a día, una de las canciones crítica el vivir la vida detrás del móvil, internet y las redes sociales, sin ningún tipo de interacción real.

Pablo fue el único de la banda que había visitado Liverpool y The Cavern club, en el año 2015,  con 16 años y fue como público. “fue una experiencia increíble ir allí, somos un grupo muy reciente y dar ese paso tan grande a otro país te llena mucho, es una gran experiencia. Lo que  choca a nuestros amigos y conocidos es que se nos haya dado la oportunidad de tocar allí al ser una banda tan joven, que sólo ha actuado dos veces ante el público”, apuntó.

 El grupo aseguró que Liverpool es una ciudad con mucha cultura musical y sobre todo callejera, la ciudad gira en torno a la cultura musical de los Beatles, pero hay mucha música de mucho nivel de otro tipo. “Cuando tienes la oportunidad de recorrer esas calles por las que han pasado grandes músicos e incluso a las puertas de un pub puede haber un músico tocando de una calidad buenísima, es una muy buena experiencia”, comentaron.

En Liverpool fueron uno de los tres grupos invitados por The Cavern para participar en el Festival Internacional de Pop, donde se subieron al escenario grupos con una gran trayectoria y años de experiencia a los que hicieron sombra. “En Asturias hay mucha calidad musical y talento, hay una de las mejores escenas musicales de España, el problema es que aquí hay pocas oportunidad y se debe cuidar y mimar la música que se hace en directo. Principalmente el problema es la ley de espectáculos, que prohíbe que se pueda tocar fuera de las salas de fiestas y las discotecas. Lo que hace que no se pueda tocar prácticamente en ningún sitio, no se puede tocar ni una guitarra acústica la multa va de 600 a 6.000 euros”, relataron.

A lo largo de este verano se presentarán a varios concursos como el Bilbo Rock,  el de la Universidad de Oviedo y el de San Mateo. “Ganar uno de estos concursos supondría abrir muchas puertas para desarrollarnos de forma más profesional, porque se nos daría muy buena promoción y ayuda económica. En la escena musical asturiana te posiciona en un lugar bastante bueno y te sirve para seguir trabajando”, afirmó.

Empezaron ensayando en Viella y en la actualidad lo hacen en Oviedo, normalmente ensayan una vez a la semana, aunque de cara actuaciones y a preparar temas se reúnen varias veces a la semana. Esperan hacer algún concierto en las zonas de costa de Asturias, este verano en formato acústico.

Además de músico los miembros de la banda cuentan con sus estudios, Fahía acabó recientemente su carrera, Pablo realizará estudios superiores de música, Carlos cursa la carrera de  Musicología y Maxi estudia física. Cuentan con una página de Facebook e Instagram “Saraudeband”, el disco se podrá descargar y escuchar por las plataformas digitales cuando vea