[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Joaquina Sánchez, Juan José Cabal y Vega López fueron homenajeados como Paxarros del año

Publicado el 10/06/2018
El tapin Joaquina Sánchez, Juan José Cabal y Vega López fueron homenajeados como Paxarros del año

La Asociación de vecinos La Nozana de Viella organizó el sábado 9 de junio, en el patio de las Escuelas de Viella la Fiesta Paxarra, donde se homenajeó a la Paxarra Mayor Joaquina Sánchez Prado, al Paxarro Mayor Juan José Cabal Vigil y a la Paxarrina Vega López García. Fueron muchos los vecinos y familiares que quisieron acercarse a disfrutar de la celebración y compartir la merienda con el bollo y la botella de vino, que entregó el colectivo entre los socios.

Joaquina Sánchez tiene 90 años y nació en el Alto de Viella, tiene dos hijas y un hijo, cuatro nietos y cuatro biznietos. Siempre se ocupó de su casa, trabajando en la huerta y cuidando de las vacas. También cuidó a sus padres, Eusebio y Leonor. Aunque en un primer momento en su juventud pensó en ser monja, la vida le llevó por otros derroteros y acabó casándose con Marino, un mozo de Lugo de Llanera que la convenció desde el primer día en el que se vieron en el baile en Bobes. En este momento de la vida sigue planchando, hace las tareas del hogar, cocina de todo, acude semanalmente a la peluquería y sale a pasear a diario delante de su casa.

Juan José Cabal nació en Oviedo en 1934, a los cinco años le mandaron a la escuela de párvulos de Teatinos, de allí pasó a otro centro de enseñanza que estaba en la calle Quintana, donde cursó desde primero a sexto grado. Finalizó la enseñanza básica en el instituto de la calle General Elorza con excelentes notas. A los 15 años comenzó a trabajar en una casería en Carreño, con 18 años pasó a trabajar en la construcción y en 1956 realizó el servicio militar en Madrid.

Tras la mili comenzó a trabajar en la Didier en Lugones, donde se jubiló 35 años después. En 1960 se fueron a vivir a Viella, el matrimonio tiene cuatro hijos y siempre les ha gustado viajar. Las aficiones del paxarro son: ver carreras ciclistas, la canción asturiana y el fútbol. Hace una vida sana, atiende la huerta por las mañanas, toma el sol y duerme la siesta. Por la tarde sale a pasear con su perro Lobo.

La asociación dedicó unas palabras a la Paxarrina, Vega López, a la que dieron la bienvenida y le desearon una vida cargada de buenos momentos y alegrías.

El alcalde de Siero, Ángel García, animó a la Asociación a seguir adelante organizando actividades de este tipo, que hacen pueblo y permiten a todos los vecinos disfrutar, además felicitó a todos los homenajeados.

La presidente de la Asociación, Sonia Lago, recordó que esta era la edición número once de los homenajes y reconocimientos a los mayores de la localidad y al vecino más joven. “Los mayores de la parroquia nos han cogido en brazos, nos han enseñado a caminar llevándonos de la mano y nos han trasmitido sus conocimientos y por eso queremos devolvérselo con estos galardones”, apuntó.  En cuanto a la Paxarrina le deseo sus mejores deseos en este camino que comienza a vivir.