[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Carta al Director: Carbayín y la oficina privatizada de la antigua Caja

Publicado el 23/04/2018
El tapin Carta al Director: Carbayín y la oficina privatizada de la antigua Caja

Marco Alejandro Antuña, trabajador y representante sindical de Cajastur-Liberbank, que ha estado trabajando los últimos años en la oficina bancaria de Carbayín, ha escrito una Carta de despedida.
La oficina ha sido externalizada para una gestión indirecta como una franquicia, en una política que está siguiendo la dirección de la antigua Caja para deshacerse de muchas oficinas que han tenido un alto recorrido de servicio; ello ha motivado ya protestas de la AAVV.
Marco pertenece al sindicato más votado en las oficinas de Liberbank,  CSI, que han ganado también judicialmente varios de los ERES a la empresa, y han estado "avisando" muchos años a ciudadanía y responsables políticos de lo que la empresa planificaba para privatizar la Caja 
semipública, como finalmente ha ocurrido.
Estuvo despedido de la entidad por cuestinar en asamblea el proceder del  presidente de la Caja , y una fuerte movilización logró que fuera readmitido, dice:

"Conmigo vais, mi corazón os lleva" (Antonio Machado)
"Después de diez años trabajando en la Oficina de Cajastur (ahora Liberbank) en Carbayín (Siero), he sido trasladado a otra localidad y no quisiera irme sin despedirme de tanta buena gente a la que conocí en este tramo de mi vida personal y profesional.
De Carbayín me llevo el recuerdo de un pueblo trabajador, luchador y solidario que merece mucha mejor suerte que esta que , como a tantos otros, le toca injustamente padecer después de haber aportado mucha riqueza a este país.
Aquí, en Carbayín, me tocó compartir el esfuerzo diario por salir adelante y vivir con dignidad de muchas personas humildes que son las que, con sus sacrificios pasados y presentes, intentan construir una sociedad decente y un mundo mejor para todos.
Ante la imposibilidad de despedirme de cada una de estas personas traslado esta carta para dar las gracias por el trato recibido y para manifestar mi orgullo por haber compartido estos años con ellas. Un fuerte abrazo."


El cierre de oficinas de Liberbank, y de los centros de pensionistas y de entidades culturales ligadas a la Caja dio lugar a movilizaciones diversas, entre ellas en Figaredo. En el caso de Extremadura este año el cierre de oficinas ha provocado que 36 alcaldes hayan protestado ante la entidad y ante el gobierno extremeño por esta dejación de servicios, y han entregado miles de firmas de rechazo, amenazando los ayuntamientos y la Diputación de Cáceres con una retirada masiva de cuentas de las entidades públicas.