[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La lluvia respetó las procesiones de Lugones

La Cofradía tiene carácter mixto y este año se oficializó por parte del Arzobispado, en este momento cuenta con casi 100 miembros

Publicado el 31/03/2018
El tapin La lluvia respetó las procesiones de Lugones

La recién estrenada Cofradía del Cristo de la Piedad y La Virgen de la Soledad de la iglesia San Félix de Lugones procesionó con las imágenes por las calles de la localidad, en la tarde del Viernes Santo, acompañadas por primera vez por la Banda Santísimo Cristo de la Piedad de Oviedo.

A las 18 horas los miembros masculinos de la Cofradía participar en la primera de las procesiones la del Cristo Yacente, como el pasado año la procesión se dedicó a los cofrades fallecidos, y se volvió a colocó un crespón negro sobre la urna.

Entre las dos procesiones hizo su aparición la lluvia, minutos después de que concluyera la primera el agua comenzó a caer, pero media hora antes de que diera comienzo la última el cielo escuchó los rezos que los feligreses realizaron durante toda la semana y dejó de llover.

A las 21 horas les tocó el turno a las mujeres que portaron a la Virgen de la Soledad por las calles de la localidad. La procesión seguida de cientos de fieles pasó por las calles de la Iglesia, Antonio Machado, Rafael Sarandeses y Leopoldo Lugones para volver al templo.

La Cofradía tiene carácter mixto y este año se oficializó por parte del Arzobispado, en este momento cuenta con casi 100 miembros. Los cofrades que salieron primero portando la imagen del Cristo Yacente, fueron 16 hombres dirigidos por el capataz de la cofradía, Raúl Milán. También procesionaron los niños con el hábito y portando la sábana santa, el martillo, la corona, las cadenas y los clavos con los que crucificaron a Jesús.

.