[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Alejandro González: “Lugones es un pueblo trabajador, sacrificado y cariñoso donde María, especialmente ha construido su propia morada”

Publicado el 25/03/2018
El tapin Alejandro González: “Lugones es un pueblo trabajador, sacrificado y cariñoso donde María, especialmente ha construido su propia morada”Alejandro González acompañado de sus padres

El canónigo de la Santina de Covadonga y natural de Lugones, Alejandro González, fue el encargado de leer el quinto pregón de la Semana Santa lugonense. Fue la Cofradía del Cristo Yacente y la Virgen de la Soledad la encargada de organizar el evento en la parroquia San Félix el pasado sábado 24 de marzo a las 19 horas. Alejandro reconoció sentirse nervioso y preocupado cuando el párroco de Lugones, Joaquín Manuel Serrano, se lo propuso.

En su pregón quiso recordar la imagen de la Virgen María y como guio al Apóstol Santiago para evangelizar España, y en concreto Asturias. “Lugones es un pueblo trabajador, sacrificado y cariñoso donde María, especialmente ha construido su propia morada”, apuntó.

Alejandro recordó que su padre es cofrade y que el amor de María y de Cristo le ayudó a superar desgracias y obstáculos como la muerte de su hermano Javier. “El dolor no desaparece ni se olvida, pero se compagina con la convivencia, con los ensayos y los encuentros, y la sonrisa vuelve a parecer y a ser compartida por los demás”, afirmó. Sobre su madre aseguró que acompaña a su padre, aunque con el mismos calvario y dolor por el hijo que ya no está.

El pregonero es vecino de la calle Luis Braille de toda la vida, se crio en estas calles y entre los muros de la parroquia de Lugones. Desde muy niño acudía con su familia a la Misa dominical; recibió su primera Comunión, se confirmó y vivió la adolescencia y juventud con las dudas y rebeldías propias de todo joven.

Entre sus muchas experiencias trabajó en la Casa Sacerdotal Diocesana de Oviedo, cuidando, ayudando y conviviendo con los sacerdotes mayores y enfermos. Allí su vocación maduró a pasos agigantados. Cursó estudios de Filosofía y Teología en el Centro de Estudios Teológicos San Melchor de Quirós’ con sede en el Seminario Metropolitano de Oviedo. Obtuvo el grado en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca, a la que está afiliado dicho Centro.

En sus años de formación colaboró en las Parroquias de San Melchor de Vallobín–Oviedo, Santa Olaya del Natahoyo–Gijón y San Lázaro del Camino–Oviedo. Recibió la ordenación como Diácono en la Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari de Avilés el 30 de junio de 2013 de manos del entonces Obispo Auxiliar de Oviedo y Titular de "Nasai", Monseñor Juan Antonio Menéndez, actual Obispo de Astorga.

En dicho verano predicó la Festividad del Santo Patrono de Lugones, así como acompañó al Sr. Arzobispo en la Visita de las Reliquias de San Juan de Ávila que en el mismo mes también estuvieron en Lugones. Fue destinado a la Misión diocesana de Bembereké, en Benín, donde permaneció de septiembre a diciembre de 2013.

Desde enero de 2014 hasta el mes de junio, fue nombrado diácono adscrito a la Parroquia de Santiago Apóstol de Sama de Langreo, aunque se le encargó también la colaboración en la Unidad Pastoral del "Alto San Martín" (Parroquias de San Martín de Sotrondio, Nuestra Señora de las Nieves de Blimea y Santa Bárbara de San Martín del Rey Aurelio) ayudando igualmente según sus posibilidades, en diferentes parroquias del Arciprestazgo del Nalón.

En la Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de San Salvador de Oviedo, el día 8 de junio de 2014 -Solemnidad de Pentecostés- recibió la ordenación sacerdotal de manos del Sr. Arzobispo, Monseñor Sanz Montes. Pocos días después celebraría una primera misa en la intimidad familiar en la Capilla de Nuestra Señora del Buen Suceso del Carbayu, cumpliendo así una promesa; y el sábado día 21 de junio -víspera de Corpus- celebró su primera Misa Solemne en la Iglesia Parroquial de San Félix de Lugones.

A los pocos días recibió su primer destino como Vicario Parroquial de Cangas de Onís y Párroco de la Unidad Parroquial de Amieva–Ponga, formada por las Parroquias de Santa María de San Juan de Beleño, San Lorenzo de Abiegos, San Martín de Argolibiu, San Esteban de Carangas, San Juan de Casielles, Santa María de las Nieves de Cazu, Santa María de Mian-Sames, San Ignacio de Ponga, San Juan de Amieva, San Román de Amieva, Santa María de Sebarga, San Pedro de Sobrefoz, Santa María de Taranes y Santa María de Viegu. Tomó posesión de las Parroquias el Sábado 23 de agosto en la Iglesia Parroquial de Sames, en presencia del Vicario de Gijón–Oriente y acompañado por el párroco y varios feligreses de Lugones.

El 24 de junio del pasado año 2017 se hacía público su nombramiento como Canónigo Capitular del Real Cabildo–Santuario de Covadonga. El 3 de agosto tuvo lugar su toma de posesión como canónigo, lo que trajo aparejado su cese como Vicario Parroquial de Cangas de Onís. También colaboró entre 2014 a 2017 en las Parroquias de San Pedro de Villanueva, San Juan de Parres y San Pedro de Dego.

Actualmente su principal ocupación está en el Santuario, el cual vive en estas fechas el "Año Jubilar Mariano", al cumplirse cien años de la Coronación Canónica de la Santina de Covadonga. Don Alejandro sigue atendiendo desde el Real Sitio, las catorce parroquias de los concejos de Amieva y Ponga que le siguen encomendadas.