[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


David del Río presenta su nuevo disco “Los Créditos”

Publicado el 26/02/2018
El tapin David del Río presenta su nuevo disco “Los Créditos”El vecino de Lugones, David del Río.

El vecino de Lugones, David del Río, sacó su nuevo disco en el mes de enero de 2018 que se llama “Los Créditos” y simboliza el trabajo de dos años de composición de canciones, “por unas cosas o por otras se fue dilatando en el tiempo, pero creo que eso fue positivo para darle más peso a las canciones”, aseguró.

 

“Lo grabé de julio a noviembre del 2017, en el estudio Rojo de Gijón, con el equipo de siempre que es Sergio García y Pablo Lato a la producción, como músicos conté con Israel Sánchez a la batería. Esta vez para subir otro peldaño más llamé a Álvaro Bárcena para que me hiciera los coros”

 

 El álbum lo componen 10 temas nuevos, incluso tuvo que hacer descartes porque se grabaron en el estudio más canciones, pero por el concepto del disco optaron por estos 10 temas. “Lo grabé de julio a noviembre del 2017, en el estudio Rojo de Gijón, con el equipo de siempre que es Sergio García y Pablo Lato a la producción, como músicos conté con Israel Sánchez a la batería. Esta vez para subir otro peldaño más llamé a Álvaro Bárcena para que me hiciera los coros”, comentó.

El nombre del nuevo trabajo lo tenía claro incluso antes de que estuvieran elegidas las canciones que formarían  parte del mismo. Hace referencia a la imagen del cine, lo que representan Los Créditos es el miedo a los finales y es una pequeña invitación a la gente para que se quede hasta el final. “En varios temas hay alguna crítica a la velocidad con que se vive, al consumo rápido derivado del capitalismo urgente, trasladado al arte simboliza que no se valora. Antes la vida de un disco era mucho más larga y ahora se saca otro nuevo a los seis meses y parece que hace 10 años del primero. Animo a la gente a escuchar el disco completo y a ver el directo hasta el final. También se habla de la sala vacía y como se la juega el músico, siempre que sacas algo nuevo estás a la expectativa de si el público responderá”, comentó.

Del Río ya presentó su disco en Lugones, en concreto fue en la Cafetería Marx, ubicada en la Avenida de Oviedo. “Estoy presentándolo primero en acústico, donde ya realicé varias fechas en Avilés en el Café Lord Byron, en Oviedo en el Vinoteo, en la Librería Santa Teresa, y en Gijón en el Museum, en estas últimas se mezcló la música y la poesía. El 24 de febrero lo presentará en el Mystic de Avilés. Voy a salir fuera de Asturias, tengo confirmada una fecha en Santander y casi otra en Bilbao, para llevar las canciones más allá de Campomanes. Todavía no tengo confirmadas fechas en Madrid, pero incluso me salió la oportunidad de tocar en Canarias, también en la Semana Negra. La idea es hacer todo lo que se pueda con el disco en Asturias y fuera.”, explicó.

David considera que debe arriesgarse a la hora de salir fuera, pero con mesura y por eso decidió optar, en un primer momento, por los conciertos acústicos y si la cosa sale bien se plantea tocar los temas con una banda. “Lo bueno que tienen las canciones que escribo es que se adaptan bien a los dos formatos. Los arreglos del disco son todos muy sobrios, como los del rock americano, donde puede parecer que no hay nada y sí que lo hay. Esto es lo que potencia el tono sosegado y tranquilo del disco. Esta hecho aposta para que lo que destaque sea la melodía y la lírica”, comentó.

 

“se suelen hacer las canciones una vez que falta la gente que aprecias y yo prefería que la escuchase y cuando la oyó se emocionó mucho, porque además es una de las letras más crudas del disco, sin dobleces y directa. Se cuenta el paso del tiempo a través de sus ojos y es una súplica para que siga aquí”

 

David del Río está nominado este año a los Premios AMAS  como Mejor Letrista de Asturias, estos galardones se entregarán el 23 de febrero en el Teatro Filarmónica de Oviedo. El lugonense ya estuvo nominado en la misma categoría en el año 2016, “me gustan todas las categorías pero está es la que más ilusión me hace, aunque en otras como la de mejor disco se valora también el trabajo de las personas que me ayudaron, pero en cuanto a la lírica siempre pensé que hay que escribirla a partir de algo que contar y seguirlo con una melodía. Los premios son efímeros y lo que realmente más importa es hacer una carrera, hay gente muy conocida en el mundo del arte sin premios pero con carreras reconocibles y valoradas. Lo valoro como un respaldo al nuevo disco para darme a conocer y el jurado valoró mi trayectoria con el trabajo de las letras, pero también se premia el trabajo que hay detrás”, afirmó.

Antes de este disco grabó un EP, después de dejar la banda, “pienso que peque de prisa en ese momento, pero cuando sales de una banda necesitas coger impulso enseguida agarrándote a algo y yo me agarré al EP, porque ya tenía escritas varias canciones. Fue muy importante hacerlo para emprender la carrera en solitario”, destacó.

Para David “Los Créditos” es un disco más maduro, desde la esencia de las canciones que están más trabajas, tienen más peso, hay canciones con más tiempo  y más vida. “No es un disco conceptual, pero al tener grabados en el estudio más de 10 temas pudimos escoger los que más encajaban por el espíritu que tramiten. Por un lado el miedo a la pérdida, a los vacios, a los finales, como se muestra en las canciones “La última escena” o “Final de temporada”, está ultima habla sobre la forma episódica de nuestras vidas, que son etapas que se cierran y se abren y la última escena habla sobre el miedo a los finales más rotundos. También está presente el tema del paso del tiempo con la canción “De San José”, que escribí a mí padre”, explicó.

Del Río comentó que la canción dedicada a su padre tiene mucho tiempo y fue creciendo hasta dar con la letra adecuada, aunque fue cambiando mucho, pero siempre  tuvo la idea de hacer una pequeña oda a su padre y que la escuchase, “se suelen hacer las canciones una vez que falta la gente que aprecias y yo prefería que la escuchase y cuando la oyó se emocionó mucho, porque además es una de las letras más crudas del disco, sin dobleces y directa. Se cuenta el paso del tiempo a través de sus ojos y es una súplica para que siga aquí”, resaltó.