[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Somos Siero presenta una propuesta de ordenanza municipal de defensa, protección y tenencia de animales

Publicado el 03/08/2015

Esta ordenanza pretende dar cumplimiento a la legislación vigente y a nuestro programa electoral  así como dar respuesta a la dejación de funciones y asunción de responsabilidades por parte de la Administración Local hasta este momento.

Desde el actual equipo de gobierno no sólo se mantiene esta pasividad heredada sino que además aumenta la problemática evitando su responsabilidad  al negarse a cumplir con su función de proceder a la recogida de animales, como ha quedado demostrado durante los últimos días, en los que los funcionarios, por órdenes superiores, tuvieron que negarse a hacer esta labor lo que finalmente se transformó en un accidente de tráfico.

Igualmente es la causante del dramático desamparo en el que se encuentran  los animales de este municipio por lo que consideramos moralmente necesario afrontarla de manera urgente y contundente.

Desde que Siero superó los 50.000 habitantes está obligado por Ley a disponer de un albergue de recogida de animales, cuestión que por unos u otros motivos no se ha llevado a cabo hasta el día de hoy. Esta necesidad podría paliarse de varias maneras, incluida la adecuación de instalaciones ganaderas en desuso de forma que ahorremos costes y revitalicemos zonas rurales abandonadas.

El adecuado desarrollo de esta ordenanza ha de repercutir en la mejora de aspectos tan diversos como la salubridad, la convivencia o la seguridad vial.

El establecimiento de los sistemas adecuados de control y protección de colonias felinas  con puntos de comida seca adecuados y debidamente atendidos supone de inmediato una mejora en la salubridad local y regula la convivencia.

Las campañas de sensibilización para evitar el abandono de animales, así como la puesta en funcionamiento de los canales adecuados para la notificación y captura de aquellos animales, domésticos o salvajes, que se detecten en las vías públicas repercute sin duda en el siempre necesario desarrollo de la seguridad vial.

Por otra parte resulta igualmente ineludible regular adecuadamente la creciente demanda social de bienestar y de protección a los animales, siendo su máximo exponente los circos con animales y en este sentido prohibir en todo el municipio los circos que utilicen los animales en espectáculos que suponen el maltrato, la vejación, mofa, burla o menosprecio.

Tanto de forma activa como pasiva hemos de actuar en este campo pues no sólo afecta a quienes tienen la sensibilidad animalista, sino también a todos los usuarios de las vías públicas, al causar accidentes y problemas de salubridad.