La calle Monte Naranco se abrió al tráfico con la aprobación de los comerciantes y hosteleros

Publicado el 18/09/2017
El tapin La calle Monte Naranco se abrió al tráfico con la aprobación de los comerciantes y hosteleros

El Ayuntamiento de Siero  concluyó las obras de reurbanización de la calle Monte Naranco en Lugones y el lunes 18 de septiembre se abrió al tráfico, dos meses antes de lo que estaba previsto en el plazo de ejecución. El tramo que se ha renovado se encontraba situado entre las calles José Tartiere y Alejandro Casona, la obra consistió en el cambio completo del pavimento, el mobiliario urbano, los contenedores, la señalización y el alumbrado, además de introducirse el primer carril bici en la localidad.

La propietaria de Marcos y Molduras JC, Natalia Rodríguez, aseguró que la obra ha supuesto un gran cambio para la zona y le parece muy bien que se haya realizado, aunque no descarta que en la localidad hay otras actuaciones que también se deberían realizar, “la gente está un poco molesta por la colocación del carril bici sólo en esta zona, pero me han comentado que se extenderá hasta Paredes y me parece una gran iniciativa si al final tienen continuidad por otras zonas de Lugones”, destacó.

Por su parte, Jorge García propietario de la Peluquería de Caballeros Jorge, alabó el trabajo realizado por la empresa, ya que considera que realizaron una buena planificación en el tema de ruidos y el polvo, además quiso destacar la rapidez finalizando dos meses antes de los previsto. “Es cierto que la policía local y nacional cuenta con más plazas de aparcamiento, porque se eliminaron varias de las que ocupaban en la calle Alejandro Casona. La obra nos afectó pero la época para realizarla fue la adecuada porque no había tanto tránsito de coches al no tener colegio los niños y ser vacaciones”, relató.

Vanessa García de la Cafetería Nagoa se mostró contenta con el resultado final de la obra de la calle Monte Naranco y confesó que aunque los trabajos finalizaron tuvieron que cambiar varias veces la terraza de sitio por las obras, “quitaron sitio de aparcar para colocar el carril bici y eso siempre nos afecta a los hosteleros y comerciantes”, destacó.

La propietaria de la tienda Chiquitos Moda Infantil, Esperanza de Castro, comentó que la carretera ahora es más estrecha que antes y si aparca una furgoneta de grandes dimensiones no pueden pasar los coches, aunque las plazas de aparcamiento son mucho más anchas que antes y eso les beneficia, “las obras no me afectaron mucho, sólo porque teníamos que dar más vueltas para aparcar. Pero considero que quedó muy bien y espero que ya hayan metido todos los suministros y no tengan que levantarla de nuevo para eso”, afirmó.

Ángeles Moreno propietaria de la tienda de arreglo y confección de ropa Coser y Punto aseguró que la obra era muy necesaria y ahora le permite ver toda la calle, “la realizaron muy rápido, aunque sí que fue un engorro como lo son todas las obras, ésta fue la mejor época del año porque nos ahorramos la lluvia y el barro, aunque tuvimos la calle cortada y no podíamos pasar”, opinó.