El peluquero de Lugones, Eduardo Ferreira, colabora con Mensajeros de la Paz ofreciendo su servicios de manera gratuita durante la Vuelta a España

Publicado el 23/08/2017
El tapin El peluquero de Lugones, Eduardo Ferreira, colabora con Mensajeros de la Paz ofreciendo su servicios de manera gratuita durante la Vuelta a España

El peluquero de Lugones, Eduardo Ferreira, lleva desde junio colaborando con la ONG Mensajeros de la Paz a través de la iniciativa Pelubus, que consiste en un autobús, que fue donado por el Ayuntamiento de Gijón y condicionado como una peluquería, que ha viajado por Oviedo, Gijón, Mieres y Pola de Siero, cortando el pelo a las personas más necesitadas de esos concejo, gracias a unos tickets que les entregaba Cáritas, los servicios sociales o la Cruz Roja.

El próximo domingo 27 de agosto Eduardose desplazará a Alicante para unirse a la Vuelta a España, ya que viajará con la comitiva hasta su finalización en Madrid, “la dirección de la Vuelta se puso en contacto conmigo para desarrollar está labor con ellos, se cortará el pelo a todo el mundo que lo desee y sólo tienen que responder a una pregunta: “¿Qué es para ti la solidaridad?”, se recogerán donativos para los comedores sociales y albergues con los que cuenta la ONG”, explicó.

Eduardo se mostró ilusionado y muy contento por poder participar ayudando a los demás y comentó que en una de las etapas de la vuelta pararán en Alcalá La Real, fue allí donde el peluquero pasó parte de su juventud, ya que estuvo interno en un colegio desde los 10 hasta los 15 años.

El lugonense aseguró que está iniciativa surgió gracias a Unipublic, REPSOL, AC hoteles y otras empresas de peluquería. Mensajeros de la Paz es una entidad sin ánimo de lucro fundada por el padre Ángel que lleva a cabo su labor social tanto en España como en muchos países menos desarrollados, en favor de las personas que más ayuda necesitan. Desde su fundación más de 50.000 niños han pasado por sus casas de acogida y se ha trabajado en más de 50 países.

Mensajeros de la Paz lleva más de 50 años luchando por la protección de la infancia, su educación integral y la igualdad de oportunidades de todo niño, sea cual sea su realidad social, económica o cultural.

El presidente de Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel, fundó también Mensajeros de la Paz Edad Dorada para apoyar a los mayores. Abrió residencias, centros de día y otros recursos para cuidar a personas mayores desatendidas o abandonadas.  Mensajeros de la Paz ha desarrollado proyectos para personas con discapacidad física o intelectual, drogodependencias, mujeres víctimas de violencia machista…

Mantiene proyectos de desarrollo sobre todo en América Latina, protección de menores y sus derechos (sobre todo en África) y Educación, apoyando también proyectos de otras organizaciones (sobre todo en Asia).

En al ámbito de la cooperación internacional, Mensajeros emprende proyectos de ayuda a la emergencia, ante catástrofes naturales o crisis humanitarias como la actual de refugiados en Europa, donde se han servido miles de desayunos, comidas y cenas en Grecia, y en el camino hacia Alemania.

 

En España, a raíz de la grave crisis económica, la Fundación Mensajeros de la Paz puso en marcha toda una Red de Recursos Sociales para las familias afectados por el desempleo, el endeudamiento y otros problemas económicos.

Se trata de centros de atención integral (comedor social, banco de alimentos y productos básicos, aulas de refuerzo educativo, formación para adultos en riesgo de exclusión social, servicio de ropero…) que continúan vigentes, debido a la cronificación de la precariedad en nuestro país.

El último colectivo con el que la ONG ha empezado a trabajar es el de las personas en situación de calle. Desde la iglesia de San Antón, convertida en centro social, y el restaurante Robin Hood, Mensajeros de la Paz ofrece a estas personas sin hogar ni otros recursos multitud de servicios básicos (alimentación, higiene, salud, psicológicos, actos culturales…) y sobre todo el trato humano, que es la clave de cualquier proyecto de Mensajeros de la Paz. El objetivo de estar en la Vuelta a España es dar visibilidad a los problemas sociales que tiene la sociedad.